13 maneras de aceptar y sobrellevar la fealdad

13 maneras de aceptar y sobrellevar la fealdad
Sandra Thomas

Eres una fuente de amabilidad, inteligencia y diversión.

Pero no eres el tío o la tía más guapa del barrio.

Y a veces, tu aspecto poco llamativo (o incluso poco atractivo) tira de tu estado de ánimo.

Lo entendemos y tenemos algunos consejos para ayudarte a superarlo.

En primer lugar, debes saber que no estás solo.

Son más los que piensan así que los que no.

En el planeta hay más gente de aspecto normal que de aspecto atractivo.

En segundo lugar, liberarse de los parámetros limitadores, perjudiciales y siempre cambiantes de lo que constituye la belleza mejorará diez veces su salud mental.

Así que hoy respondemos a la pregunta: ¿Cómo acepto ser "poco atractivo"?

Cómo saber si eres feo

Empecemos por enfrentarnos al demonio y considerar objetivamente cómo valoran los demás tu aspecto físico. Concretamente, ¿cómo puedes saber si la gente piensa que eres feo?

Ponte una armadura emocional y exploremos algunas señales.

  • La gente siempre te hace cumplidos: Puede sonar contradictorio, pero la gente no piropea tanto a los guapos como a los demás. Algunos se abstienen porque suponen que el guaperas tiene ego. Otros se callan porque se les traba la lengua y se ponen nerviosos. Lo contrario también es cierto: la gente suele dar confianza a sus amigos de aspecto normal llenándoles de elogios.
  • Los extraños no ayudan: Los desconocidos no paran de tropezar para ayudar a tus preciosos amigos, pero tú a veces te preguntas si llevas una capa de invisibilidad porque la gente rara vez te echa una mano.
  • Tu perfil de citas no tiene mucha acción: ¿Es tu cuenta de perfil de citas un pueblo fantasma, repleto de plantas rodadoras y silencio? Si es así, es justo concluir que no eres exactamente "material de modelo".
  • No pasas mucho tiempo acicalándote: ¿Cómo son tus hábitos de higiene? ¿Te duchas y aseas con regularidad? ¿Cuántos días a la semana te levantas, te vistes y pones tu mejor cara? Si tus hábitos de aseo son laxos, es probable que no estés dando lo mejor de ti.
  • Lo has oído o te lo han dicho directamente: Es posible que hayas oído a algún amigo o familiar decir algo como: "No es muy guapa, pero es muy lista", o peor aún, que algún imbécil malintencionado haya hecho un comentario directo e hiriente sobre tu aspecto.

¿Por qué soy tan feo? 7 razones por las que te sientes así

¿Te sientes mal contigo mismo y te preguntas: ¿Por qué soy tan feo comparado con los demás?

Comprenda que todo el mundo sufre episodios de baja autoestima y que su perspectiva puede verse sesgada cuando se desatan esas tormentas.

Con esto en mente, vamos a desgranar siete razones por las que puedes sentirte "feo".

1. Has superado una serie de rechazos

Tanto si eres una reina de la belleza como si "tienes cara para la radio", una racha perdedora -personal o profesional- puede quitarte la confianza en ti misma. El rechazo escuece, y aprender a afrontarlo con elegancia requiere mucha práctica y energía.

Por eso, si te quedas sin "jugo" mental para hacerlo, los continuos desaires pueden provocar una preocupación exagerada por tu aspecto.

2. Estás rodeado de "gente guapa"

¿Has visto alguna vez la película El diablo viste de Prada La protagonista, Andy (basada en una persona real), es una chica normalmente guapa que consigue un trabajo en Vogue, donde se siente como un patito feo.

La película hace un excelente trabajo al mostrar que incluso la gente "mona" se siente intimidada cuando está rodeada de gente guapa.

3. Tienes baja autoestima

Todo el mundo en este planeta sufre algunos ataques de baja autoestima a lo largo de su vida. Incluso los narcisistas son inseguros a veces. Y cuando pasamos por estos periodos, es habitual sentirnos mal por nuestro aspecto.

4. Cargas con traumas no abordados

Este trauma puede ser una bestia rapaz que erosiona la salud mental. Muchas personas quedan atrapadas en ciclos de comportamiento destructivos, lo que conduce al autosabotaje físico y emocional.

Trabajar con un terapeuta profesional puede ayudarle a resolver los problemas que afectan a su salud mental. Además, puede enseñarle a hacer los ajustes necesarios que le permitan llevar una vida más satisfactoria en el futuro.

5. Eres un extraño

Ser un extraño es doloroso. De hecho, debido a nuestro impulso innato por sobrevivir, es uno de los cuatro miedos principales entre los humanos.

Si te encuentras fuera del "grupo de moda", es posible que te deprimas, lo que a menudo conduce al autodesprecio. Y una vez que entras en una espiral descendente, aumenta la probabilidad de que seas crítico con tu aspecto.

6. No encajas en los cánones de belleza de tu comunidad

¿Vives en una comunidad con estrechos cánones de belleza? ¿Sólo hay "una manera" de encajar en el molde de lo "bonito"? Millones de personas en todo el mundo lo hacen, lo que puede causar estrés y ansiedad por las apariencias.

Como nota positiva, el mundo es un lugar gigantesco. Así que si te mantienes firme y trabajas duro, algún día podrás mudarte a un lugar donde tu estética sea más de moda .

7. La gente es mala contigo sin motivo

Te esfuerzas por ser una buena persona. O quizá te limitas a ti mismo y no metes las narices en la vida de los demás.

Ver también: 85 Lista de puntos fuertes y débiles de la personalidad

Sea cual sea el caso, la gente sigue sin ser muy amable contigo. En estas situaciones, es habitual suponer que tu aspecto físico es la causa de su descortesía.

Puede que sean "snobs de la apariencia" y sólo se junten con personas que se ajusten a sus estándares de apariencia.

Cómo afrontar ser feo

Así que no eres la concha más brillante de la playa, ni la gema más deslumbrante de la vitrina. Qué más da. Hay mucho más en la vida.

Además, puedes hacer varias cosas para ganar confianza y encontrar pareja (si la quieres). Así que vamos a explorar cómo no parecer feo o dejar que la apariencia promedio te arrastre hacia abajo.

1. Trabaja tu mente

Un cerebro bonito unido a una cara "bien" es leguas más atractivo para mucha gente que una fachada preciosa unida a una mente vacía. Así que trabaja tu inteligencia.

Y no, el cociente intelectual no es una barrera definitiva para el éxito intelectual. Un estudio tras otro demuestra que las personas que pasan su tiempo libre leyendo en lugar de vegetando frente a una pantalla son más "inteligentes" y tienen más éxito.

Además, las investigaciones demuestran que comer bien, hacer ejercicio y meditar mejoran la función cognitiva.

Así que si crees que nunca estarás a la altura estéticamente, intenta cambiar tu enfoque.

2. Encontrar pasiones y aficiones

Las personas con pasiones y aficiones están más contentas que las que no las tienen. Ocupan su mente y su tiempo, dejando menos espacio para la rumiación y la angustia.

Además, cuando acudes a eventos relacionados con tus verdaderos intereses, es más probable que conozcas a gente con la que te lleves bien, lo que puede dar lugar a amistades satisfactorias e incluso a un romance.

3. Llévalo como una armadura

Tyrian Lannister, el amado Juego de Tronos "diablillo", dio excelentes consejos sobre cómo no encajar en las normas culturales.

En uno de los primeros episodios, explica sabiamente: "Nunca olvides lo que eres; el resto del mundo no lo hará. Llévalo como una armadura, y nunca podrán usarlo para hacerte daño".

Ver también: Cómo hacerte la difícil (11 ideas para que te desee)

Saber con qué estás trabajando y librarte de la "vergüenza subestándar" te llevará a grandes alturas.

4. Conozca la historia de la "picardía

Es cierto que esto no funciona para todo el mundo, pero a algunas personas les reconforta conocer la historia de la picardía.

Pone las cosas en perspectiva y sirve como potente recordatorio de que el gusto es subjetivo, las normas cambian y las tendencias a menudo están alimentadas por la superficialidad.

Junto con la profunda convicción de que la amabilidad, la generosidad, la simpatía, la compasión y la gracia son más importantes que las preocupaciones estéticas, ser un "académico de la belleza" aficionado puede ser una bendición para tu salud mental.

5. Frenar los celos

El monstruo de ojos verdes es despiadado, y hacer todo lo posible por expulsarlo de tu conciencia es una buena inversión mental y emocional.

La envidia corroe el alma y tiene el poder de alterar las percepciones, los comportamientos y los sentimientos. Las personas que aprenden a controlarla y a aceptar la realidad disfrutan de calma interior y satisfacción.

Los antiguos filósofos estoicos empleaban un concepto llamado "amor fati", que significa "amor al destino", y que ha ayudado a millones de personas a superar defectos percibidos y a afrontar mejor las dificultades.

Más artículos relacionados

11 razones brutalmente honestas por las que un hombre puede acostarse contigo sin desarrollar sentimientos

17 cualidades imprescindibles de una buena mujer

31 maneras de ser más femenina y atractiva

6. Hable con un terapeuta

Los terapeutas están capacitados para diagnosticar problemas y dar a los pacientes herramientas para superar pautas destructivas.

Por desgracia, muchas compañías sanitarias aún no cubren los gastos de salud mental, por lo que acudir a un consejero puede resultar económicamente prohibitivo para muchas personas.

Si usted es uno de los millones de personas que se encuentran en esta categoría, considere la posibilidad de hacer terapia en línea, que puede resultar mucho más barata. Participar en grupos de apoyo y leer libros relevantes escritos por psicólogos y psiquiatras colegiados también puede ser de gran ayuda.

7. Entender que todo el mundo se siente feo a veces

Incluso las personas más bellas del mundo a veces se miran al espejo y se sienten decepcionadas con el reflejo que les devuelve. ¿Por qué? Porque la inseguridad forma parte de la experiencia humana.

Identificar tus dudas es un signo de fortaleza. Y una vez hecho, puedes trabajar para superarlas. Sin embargo, es esencial comprender que algunas inseguridades nunca desaparecen, y eso está bien siempre que aprendas a mitigar su impacto mental.

8. Encontrar un socio adecuado

Estadísticamente hablando, hay más gente entre normal y fea que impresionante. Así que si la decepción por tu aspecto está relacionada con la falta de pareja, ¿por qué no buscar a alguien de tu nivel?

Además, nunca olvides que la apariencia no lo es todo. A veces puede parecerlo (sobre todo si eres más joven), pero la belleza es realmente sólo un aspecto de una persona. Algunas de las personas más deseables e impresionantes tienen una apariencia de "cuatro" y una personalidad de "diez".

9. No te centres en tu aspecto

Durante un mes, intenta no centrarte en tu aspecto. Mantener la higiene personal es vital, pero comprométete a evitar el estrés de la belleza durante 30 días, aunque a veces tengas que fingirlo. Sigue diciéndote a ti mismo: No importa.

La mayoría de las personas que lo intentan se dan cuenta de que, una vez terminado el experimento, ya no se preocupan tanto por su falta de aspecto y no vuelven a obsesionarse con la estética.

Se dan cuenta de que la vida es mucho más dulce y satisfactoria sin cargar con la preocupación y nunca miran atrás.

10. Comprender que puede ser una fase

El rostro de las personas cambia con el tiempo. Las transiciones más drásticas se producen durante los periodos de la adolescencia a la edad adulta, al principio de la mediana edad y en la tercera edad.

Las empresas de belleza venden la idea de que las lociones y pociones frenan el proceso de envejecimiento, como si envejecer fuera algo malo. Pero en realidad, algunas personas tienen mejor aspecto con cada año que pasa. ¿Por qué? Porque aprenden lo que les funciona mejor y ganan confianza.

Si eres un adolescente que atraviesa su "etapa incómoda", mantén el concepto budista de impermanencia en el primer plano de tus pensamientos y recuerda: Esto es sólo por ahora Porque, en casi todos los casos, lo es.

11. Disfruta de los beneficios

La gente habla a menudo de las ventajas de ser atractivo, pero ser "feo" también tiene muchas. Para empezar, tu vida puede estar llena de cosas importantes, ya que tu aspecto no te define.

Además, probablemente tengas más tiempo para dedicarte a lo que te apasiona en lugar de estar constantemente hurgando, retocando y obsesionándote con hasta el último contorno de tu cara y tu cuerpo.

Además, envejecer es mucho menos estresante para las personas cuya vida anterior no giraba en torno a su aspecto.

12. Date un "Glow Up"

Todas las personas tan guapas pueden ser un par de muescas más atractivas dándose un "toque de brillo". ¿Cómo? Empieza por hacerte un corte de pelo que favorezca la forma de tu cara.

Si usas gafas, busca monturas que hagan lo mismo. Entonces:

  • Compra ropa que favorezca la forma de tu cuerpo.
  • Come bien y haz ejercicio para tener un brillo saludable.
  • Contrata a un maquillador profesional que te enseñe a resaltar tus mejores rasgos y a minimizar los peores.

13. Considere la cirugía plástica

La cirugía plástica siempre es una opción si no encuentra la felicidad en su propio cuerpo.

No te estamos sugiriendo que te hagas una cara o un cuerpo nuevos, pero si tienes un rasgo que te pone de los nervios y te causa gran angustia, considera la posibilidad de retocarlo.

Reflexión final

Lo entendemos. Sentir que estás en el extremo inferior de la escala de belleza puede ser difícil. Pero las emociones desafiantes se disiparán si aprendes a ver que eso no te define y, posteriormente, trabajas para convertirte en la mejor persona posible.

Más allá de eso, sepa que probablemente sea más atractivo de lo que cree. Los seres humanos tendemos a ser hipercríticos con nosotros mismos.




Sandra Thomas
Sandra Thomas
Sandra Thomas es una experta en relaciones y entusiasta de la superación personal apasionada por ayudar a las personas a cultivar vidas más saludables y felices. Después de años de obtener un título en psicología, Sandra comenzó a trabajar con diferentes comunidades, buscando activamente formas de ayudar a hombres y mujeres a desarrollar relaciones más significativas con ellos mismos y con los demás. A lo largo de los años, ha trabajado con numerosos individuos y parejas, ayudándolos a superar problemas como la ruptura de la comunicación, los conflictos, la infidelidad, los problemas de autoestima y mucho más. Cuando no está entrenando a clientes o escribiendo en su blog, a Sandra le gusta viajar, practicar yoga y pasar tiempo con su familia. Con su enfoque compasivo pero directo, Sandra ayuda a los lectores a obtener una nueva perspectiva sobre sus relaciones y los empodera para lograr lo mejor de sí mismos.