27 señales de que tu marido no te valora

27 señales de que tu marido no te valora
Sandra Thomas

Si piensa: "No me siento importante para mi marido", es comprensible que le moleste, y puede deberse a varias causas.

La causa más preocupante es cuando su marido no aprecia o valorarte.

Cuando te trata así, tu autoestima, la relación e incluso vuestro futuro como pareja se resienten.

Si crees que tu marido te da por descontada y te trata de forma irrespetuosa o poco amable, no tienes por qué aceptar lo inaceptable.

Ser más consciente de este problema y de la dinámica de tu relación puede ayudarte a saber cuál es la mejor manera de proceder.

¿Por qué mi marido no me valora?

Has llegado a creer: "No me siento importante para mi marido". Es diferente de los altibajos rutinarios de una relación, y no es sólo una fase, así que ¿qué está pasando?

Cuando tu marido no te aprecia, quieres saber por qué. Aunque puede ser un problema que en parte es creación de ambos miembros de la pareja, esta lista te ayudará a saber cuál es tu posible parte en ello:

  • Das más de lo que recibes: Puede que ni siquiera te des cuenta de que estás dando demasiado. Te has acostumbrado tanto a ello que te preocupa que tu marido piense mal de ti si de repente dejas de hacerlo.
  • Tienes miedo a la confrontación: Nunca has aprendido a defenderte ni a enfrentarte a un problema con nadie. Prefieres ceder ante ellos.
  • No te estás examinando: No te has tomado el tiempo necesario para analizar a fondo tu comportamiento. Ser sincero contigo mismo es una buena forma de reevaluar tu relación y trabajar para mejorar.
  • Eres demasiado predecible: Te has estancado en una rutina, y tu marido probablemente pueda cronometrar tus acciones al segundo. No cambiarás aunque eso os beneficie a los dos.
  • Tienes pocas expectativas: Puede que antes tuvieras expectativas más altas, o puede que siempre tuvieras miedo a ser demasiado exigente. Sea como sea, tu marido se comporta en consecuencia.
  • Eres demasiado complaciente con la gente: Te cuesta decir "no". Tu marido se aprovecha de ello o cree que eres generosa por naturaleza y que no te importa.
  • Buscas constantemente la aprobación de los demás: Antes de actuar o decidir algo, quiere que su marido lo apruebe primero.

27 señales de que tu marido no te valora

Si estás confusa sobre si tu marido te trata mal o te respeta y honra como debería, estos comportamientos te ayudarán a aclarar las cosas.

Puede que no sea consciente de sus comportamientos, sobre todo si los ha tolerado en silencio durante un tiempo. Utilice estas señales para iniciar una conversación sincera y cariñosa con él.

1. No te escucha.

Abandona la habitación o te interrumpe cuando estás hablando. No escucha, ni piensa en lo que dices, ni responde a tus comentarios, haciéndote sentir como si no existieras.

Es una conversación unilateral en la que él espera ser el único que habla y actúa con desdén cuando dices algo.

2. Ignora tus sentimientos.

Cuando estás triste, enfadada, disgustada o incluso feliz, él no reconoce tus emociones. No quiere responder a ellas ni actuar como si tus sentimientos importaran. Te sientes invalidada y puede que incluso creas que estás siendo demasiado emocional, hipersensible o exagerada.

3. Se deja llevar.

Deja de acicalarse y ya no se esfuerza por verse y vestirse bien, ni se cuida.

Parece que no le importa lo que pienses de él ni impresionarte. Ahora que te tiene a ti, no tiene que preocuparse de estar presentable y atractivo.

4. No te pide consejo.

Cuando está tomando una decisión difícil o simplemente quiere saber lo que piensas sobre algo que piensa hacer, es normal que tu marido te pida consejo.

Es una señal de respeto. En este caso, no le interesan tus consejos ni cree que tengas sabiduría que ofrecer.

5. Sólo se pone en contacto contigo cuando quiere algo.

Te envía mensajes, te llama o acude a ti para hablar cuando quiere algo de ti. Se trata de buscar afecto o simplemente de querer estar contigo. Este comportamiento te hace sentir utilizada, como si sólo existieras para servirle.

6. Está más comprometido con su trabajo que tú.

Su marido se ha convertido en un adicto al trabajo, por lo que estar ocupada en el trabajo se convierte en una excusa constante.

A veces ni siquiera vuelve pronto a casa o se toma vacaciones para pasar tiempo contigo. Estés pasando por apuros económicos o no, no te considera una prioridad.

7. Te degrada.

Un marido que no te aprecia ni te honra suele menospreciarte cuando hablas. Hace comentarios denigrantes y es grosero, haciéndote sentir que no importas.

Tu autoestima se resiente y sientes que caminas sobre cáscaras de huevo. Puede que incluso te culpes a ti mismo.

8. Deja de mantener conversaciones triviales.

Es evidente que no quiere hablar contigo, ni siquiera para saludarte, preguntarte cómo estás o comentarte algo.

Puede que te preguntes si has hecho algo que le haya molestado, pero él simplemente no quiere esforzarse para conectar. Acabas sintiéndote sola; al fin y al cabo, se supone que tu marido es tu mejor amigo.

9. No termina las conversaciones.

No deja que la conversación termine con normalidad. Puede ser que te interrumpa, que cuelgue el teléfono demasiado pronto o que termine de repente una charla sin cerrarla.

Hacerlo es un comportamiento insultante que demuestra que te da por sentada y que no te respeta.

10. Da prioridad a sus amigos antes que a ti.

Todo el mundo necesita pasar tiempo con sus amigos, pero tu marido pasa demasiado tiempo con ellos, incluso los valora más que a ti al elegir constantemente estar con ellos en lugar de contigo.

Ver también: 8 modelos de cartas a tu marido para momentos difíciles

Tú dedicas tiempo sólo para estar juntos, pero parece que él asume que es tu trabajo y que debes adaptarte a sus horarios.

11. Ya no quiere estar cerca de ti.

Se aleja de tu presencia. Una cosa es estar ocupado y otra esforzarse por evitar a alguien activamente. No quiere estar cerca de ti ni de tu familia ni intimar contigo.

Este comportamiento va más allá de darte por sentada. Ahora entra en la categoría de abuso emocional, sobre todo si no se molesta en darte explicaciones.

12. No le importan tus opiniones.

Tu opinión y tu criterio importan tanto como los suyos, pero tu marido no te pide opinión sobre nada. No tiene en cuenta lo que dices, y eso se nota en su comportamiento. En lugar de eso, se toma él solito las decisiones que afectan a la relación.

13. No te incluye en su familia.

Quizá tenga una familia disfuncional, o su familia no esté de acuerdo con su decisión de casarse contigo, o quizá su familia esté lejos.

A pesar de todo, tu marido intenta que no te relaciones con su familia de origen. Antepone sus necesidades y deseos a los tuyos y es reservado sobre lo que ocurre en sus vidas.

14. Es demasiado exigente con tu tiempo libre.

En una relación sentimental, cada miembro de la pareja necesita dedicar al otro una cierta cantidad de tiempo libre y energía.

Pero cuando su marido la da por descontada, se vuelve demasiado exigente e incluso puede programar tareas y recados para que usted los haga por él. No hay espontaneidad, ya que quiere ser controlador.

15. No es de fiar.

Tu marido llega tarde y no puede estar allí cuando dice que lo hará. Te decepciona constantemente y no cumple sus promesas. Aunque evite hacer promesas que no puede cumplir, no puedes confiar en que sea lo suficientemente predecible como para saber cuándo volverá a casa del trabajo.

Más artículos relacionados

Huye rápido si en tu relación de pareja se producen estos 31 "Deal-Breakers".

17 señales desgarradoras de que tu marido te odia

63 frases dolorosas y reveladoras sobre las formas en que un marido puede herir a su mujer

16. Toma más de lo que da.

Una relación debe consistir en dar y recibir a partes iguales. Cuando tu marido te da por sentada, te permite dar sin dar mucho a cambio, si es que da algo.

La relación se vuelve unilateral, ya que tú te ocupas de la mayor parte de los cuidados y él sigue siendo egoísta e ignora tus necesidades y deseos.

17. No te aprecia.

Demostrar aprecio puede ser un "gracias" o un comentario sobre lo que has hecho. Incluso puede ser una muestra de gratitud ofreciéndote limpiar después de cocinar o besándote después de hacer algo por él.

Pero un marido que te da por sentada no hace nada de eso, dejándote sentir que no te valora.

18. No le importan tus necesidades.

Tienes necesidades específicas de las que él ya debería ser consciente. Un marido que te da por sentada deja de demostrar que se preocupa por tus necesidades: se centra sólo en las suyas. Se pone por encima de ti, siempre, como si sólo existieras para servirle.

19. No te avisa cuando va a llegar tarde.

Cuando tu marido sabe que va a llegar tarde del trabajo o de cualquier otro sitio, es de cortesía avisarte para que puedas prepararte en consecuencia. El marido que no te valora no hace eso y puede inventar varias excusas cuando le preguntas al respecto.

20. Te hace cargar con la mayor parte de las responsabilidades.

Un marido que no te aprecia espera que asumas la mayor parte de las cargas, ya sean las tareas domésticas, las facturas o la educación de los hijos.

Ese comportamiento te hace sentir que estás sola y que él sólo está ahí para contribuir económicamente.

21. Habla mal de ti con otras personas.

Si tu marido habla mal de ti en público, no te valora. Te está despreciando. Quiere que los demás sepan que no te tiene en gran estima.

Le has observado hablar mal de ti a otras personas de primera mano o te has enterado por el rumor, pero de cualquier forma es vergonzoso y humillante.

22. No respeta tus límites.

Has establecido límites personales para las cosas que no tolerarás en una relación, y él sabe cuáles son.

Esos límites existen para que tú mantengas tu cordura mental y tu autoestima. Él los ignora despreocupadamente porque no le importan y no cree que vaya a haber consecuencias.

23. No se compromete.

En una relación sana, el compromiso por parte de ambos es esencial. Pero cuando tu marido no te aprecia, no le importa lo suficiente como para cambiar o encontrar un término medio feliz. Tú eres la única que hace compromisos por el bien del matrimonio.

24. Él no hace ninguno de los planes.

Se olvida de los aniversarios, las vacaciones y tu cumpleaños. Eres tú quien inicia los días especiales y hace todos los planes para las celebraciones.

Y cuando llegan esos días, no está muy por la labor y muestra poco aprecio. Te hace sentir decepcionada y como si la relación no fuera tan importante.

25. Se pelea contigo.

Las discusiones son inevitables en una relación sentimental, pero hay una diferencia entre una discusión y una pelea a gritos. Él tiene problemas de comunicación y de ira, y tú no puedes ayudarle, lo que te hace sentir que le has fallado a él y a la relación.

La corriente subterránea de ira que puede estallar en cualquier momento le deja ansioso y agotado.

26. No es honesto.

Mentir u omitir cosas es otra forma de darte por sentada. Has descubierto que ya no dice la verdad como antes, y eso duele. Incluso las pequeñas mentiras piadosas se vuelven molestas cuando las dice con demasiada frecuencia, y tienes que preguntarte por qué no se atreve a ser sincero contigo.

27. Está haciendo trampas.

Está prestando atención sexual o romántica a otras mujeres. Podría estar enviando mensajes de texto o hablando con otras mujeres por teléfono, pero descubrir su coqueteo te hace sentir celosa y no deseada.

Sospechas de una infidelidad y te preocupa el futuro de la relación. Él no te respeta lo suficiente como para ser sincero contigo.

¿Qué debo hacer si mi marido no me valora?

Cuando tu marido no te valora, definitivamente hay algunas cosas que puedes hacer para mejorar vuestra relación. Aquí tienes algunos consejos sobre qué hacer cuando tu marido no te valora:

Ver también: 21 razones por las que no caes bien a la gente (y cómo cambiarlas)

1. Considera que no tiene ni idea de cómo ser un marido.

Algunas personas desean desesperadamente ser la mejor pareja posible, pero no tienen ni idea de cómo. Al fin y al cabo, su marido no sabe leer la mente, y no existe una receta única para el éxito.

Puede que sólo necesite hacer un examen de conciencia sobre qué tipo de marido quiere ser para ti. Y puede que tú necesites ser más comunicativa con él sobre tus expectativas.

2. Habla con él.

Tienes que decirle cómo te sientes, cómo se ha comportado contigo y cómo afecta su comportamiento a la relación.

Empieza por mantener una conversación abierta con tu marido. Comparte tus sentimientos, escucha su punto de vista y trabajad juntos para encontrar una solución. Recuerda que la comunicación es clave para comprender y resolver los problemas en cualquier relación.

3. Examínate a ti mismo.

Hay muchas veces en las que la falta de aprecio es algo que provocáis tanto tú como tu marido. Es hora de hacer un serio autoanálisis y preguntarte cómo has podido contribuir a que él te dé por sentada.

4. Defiéndete.

Si su marido se ha acostumbrado a que usted sea siempre un placer para la gente o a que diga "sí", ahora es el momento de introducir límites y ser su mejor defensora.

Sé firme pero amable al explicarle cómo te afectan sus acciones, y no dejes de hablar de tus necesidades y deseos para la relación.

5. Rodéate de apoyo.

No dude en recurrir a amigos y familiares para obtener apoyo emocional. Comparta sus luchas con las personas en las que confía y considere la posibilidad de unirse a grupos de apoyo o dedicarse a aficiones para crear una red de personas afines.

6. Busque asesoramiento sobre relaciones.

La aportación de un profesional externo puede ser beneficiosa para una relación. Un consejero sentimental es alguien que puede escuchar sin prejuicios y servir de caja de resonancia. Puede aconsejarle y enseñarle a comunicarse mejor y a solucionar sus problemas con eficacia.

7. Practicar el autocuidado y el amor propio

Dedica tiempo a tu bienestar y felicidad. Realiza actividades que te aporten alegría y cuida tu salud física y mental. Recuerda que mereces sentirte valorado y respetado en cualquier relación.

8. Evalúa la relación y considera tus opciones.

Si sus esfuerzos por mejorar la situación no dan resultados positivos, puede que sea el momento de reevaluar la relación y plantearse si es mejor solucionar los problemas o si separarse puede ser una opción más saludable para ambas partes.

Reflexiones finales

Es difícil darse cuenta de que tu marido no te aprecia, pero con un poco de perspicacia, autoexamen y trabajo en el matrimonio, hay esperanza de que mejores la relación y le animes a demostrarte que importas.




Sandra Thomas
Sandra Thomas
Sandra Thomas es una experta en relaciones y entusiasta de la superación personal apasionada por ayudar a las personas a cultivar vidas más saludables y felices. Después de años de obtener un título en psicología, Sandra comenzó a trabajar con diferentes comunidades, buscando activamente formas de ayudar a hombres y mujeres a desarrollar relaciones más significativas con ellos mismos y con los demás. A lo largo de los años, ha trabajado con numerosos individuos y parejas, ayudándolos a superar problemas como la ruptura de la comunicación, los conflictos, la infidelidad, los problemas de autoestima y mucho más. Cuando no está entrenando a clientes o escribiendo en su blog, a Sandra le gusta viajar, practicar yoga y pasar tiempo con su familia. Con su enfoque compasivo pero directo, Sandra ayuda a los lectores a obtener una nueva perspectiva sobre sus relaciones y los empodera para lograr lo mejor de sí mismos.