61 cosas divertidas que hacer cuando fuera hace frío

61 cosas divertidas que hacer cuando fuera hace frío
Sandra Thomas

No puedes seguir haciendo todas tus actividades regulares al aire libre cuando baja la temperatura.

Las heladas, la nieve y las lloviznas pueden cambiar todos sus planes.

Tanto si prefieres pasar tiempo al aire libre en la nieve como si prefieres acurrucarte bajo una manta, necesitas una lista divertida de cosas que hacer en un día frío.

Estar preparado para el frío con un montón de actividades entretenidas te hará feliz a ti, a tus amigos y a tu familia, independientemente de la temperatura exterior.

61 cosas divertidas que hacer cuando fuera hace frío

Las mejores cosas que hacer en invierno son las que te hacen feliz. Satisfacen una necesidad a la vez que te permiten disfrutar del frío.

A algunas personas les encanta salir a la calle cuando hace frío. Otras prefieren las actividades de interior. Las siguientes listas ofrecen ambas. ¿Por qué no probarlas todas?

Cosas que hacer en un día frío al aire libre

Puedes disfrutar de numerosas actividades invernales al aire libre aunque haga un frío que pela.

No todas ellas requieren maquinaria pesada o viajes a una montaña nevada. Las actividades al aire libre pueden tener lugar justo en el jardín de su casa.

1. Palear el camino de entrada de un vecino

Es casi seguro que tus vecinos te agradecerán que limpies sus aceras y calzadas, pero asegúrate de preguntar antes. Si te ofrecen pagar, cóbrales una sonrisa.

2. Haz un acto de bondad al azar

La bondad escasea, sobre todo en los meses de invierno. Mira a tu alrededor para encontrar formas de mostrar bondad al mundo. Cuanto más mires, más oportunidades encontrarás.

3. Ir en trineo

No hace falta tener acceso a una colina enorme para divertirse en trineo. Cualquier zona inclinada sirve si la nieve es lo bastante espesa.

4. Asistir a una actividad de temporada

La temporada de invierno está repleta de actividades estacionales que no encontrará en otras épocas del año. Busque acontecimientos especiales, festivales y actuaciones que sólo se celebran durante las fiestas.

5. Pasear en invierno

Pasear por un paraíso invernal es un placer que sólo se puede experimentar cuando hace frío fuera. Aproveche el olor del aire fresco mientras hace un poco del ejercicio que tanto necesita.

6. Haz un ángel de nieve

Viaja en el tiempo hasta tu infancia, cuando lo primero que hacías con la nieve recién caída era tumbarte, abrir los brazos y las piernas y crear un precioso ángel de nieve. Después, da un paso atrás y admira tu creación.

7. Lucha con bolas de nieve

Naturalmente, en cuanto hayas hecho tu ángel de nieve, es hora de empezar una guerra de bolas de nieve. Entabla una batalla de buen rollo con tu pareja, tus hijos o tu mejor amigo.

8. Practicar la fotografía de invierno

Practicar fotografía siempre es una buena idea. Capta la belleza de los pájaros invernales, los copos de nieve o los árboles recién pelados.

9. Entrena para una 5k

Ver también: Personalidad de camaleón social (todo lo que necesitas saber sobre este tipo de personalidad)

Es difícil mantenerse en forma en invierno. Tener un objetivo te ayudará a animarte a hacer ejercicio cada día. Elige un 5k y empieza a entrenar para conseguirlo ahora mismo.

10. Haga un picnic de invierno

¿Quién dice que los picnics son sólo para el tiempo cálido? Abríguese y llene un termo con su sopa favorita. Disfrute de una cena al aire libre cuando los bichos no le arruinen el picnic.

11. Construye un iglú

Construir un iglú no es fácil, ¡pero es muy divertido! Esto sólo funciona cuando hay nevadas importantes, pero puedes hacer versiones en miniatura para practicar cuando haya menos nieve con la que trabajar.

12. Prueba Frozen Paper Art

Empapa un trozo de papel en agua, sácalo al exterior para que se congele y, a continuación, haz tus diseños con pinturas de acuarela sobre el papel congelado. Una vez que se derrita, tendrás una creación preciosa y única.

13. Buscar luces de Navidad

El invierno es la época del año en la que los propietarios iluminan la noche con sus casas decoradas. Dé un paseo al anochecer para admirar las luces. También puede dar un largo paseo en coche para ver tantas casas decoradas como pueda.

14. Bicicleta de nieve

Los tubos de nieve se mueven con rapidez, por lo que incluso una colina de tamaño medio proporciona suficiente impulso para pasar un día emocionante.

15. Hacer globos de hielo

Llena un globo de agua, añádele colorante alimentario y sal al exterior. Una vez que el globo esté totalmente congelado, córtalo. Tendrás decoraciones únicas para el exterior siempre que el tiempo se mantenga bajo cero.

16. Recoger nieve para helados de nieve

El helado de nieve es fácil de hacer y está delicioso. Recoja nieve fresca para obtener un helado de nieve totalmente natural aún más rápido.

17. Comprobar las pequeñas bibliotecas gratuitas

Las pequeñas bibliotecas gratuitas están por todas partes. Echa un vistazo a las de tu barrio y asegúrate de que están abastecidas. Si no es así, añade algunos libros que ya no necesites.

18. Bolos sobre hielo

Llena diez botellas de plástico con agua para hacer bolos y monta tu propia bolera una vez que se hayan congelado. Esto funciona mejor en condiciones de hielo, cuando la calzada o la acera están más resbaladizas. Eso sí, ¡ten cuidado de no caerte!

19. Juega a pillar con la linterna

Aprovecha las primeras horas de la noche con un juego de pillar con linterna. Cada uno coge una linterna y va a la caza de los demás. Es un divertido juego familiar o entre amigos.

20. Luau de invierno

Olvídese del frío y organice un luau de invierno. Invite a sus amigos a una barbacoa al aire libre. Ofrezca leis y bebidas isleñas. Anime a todos a bailar. Será un momento inolvidable.

21. Pintar en la nieve

Llena un surtido de pistolas de agua con agua teñida con colorante alimentario. Utilízalas para crear dibujos y diseños en la nieve.

Cosas que hacer en un día frío

Algunas personas prefieren hacer cualquier cosa antes que estar al aire libre cuando el tiempo se vuelve más frío. Puede que prefieran encontrar cosas que hacer en un día frío dentro de casa con amigos En familia o por tu cuenta.

Con esta lista tendrá suficiente para mantenerse ocupado durante los meses de invierno.

22. Entrene a su mascota

Un día frío es ideal para adiestrar a tu mascota. Puedes enseñar a un perro un truco nuevo en aproximadamente un día si tienes suficiente paciencia y golosinas.

23. Hacer un regalo a mano

Los regalos hechos a mano demuestran que te importa. Repasa tu lista de invitados y piensa en lo que le puede gustar a cada uno. Haz algo de cerámica, cose un artículo especial o utiliza la carpintería para conseguir algo significativo y único.

24. Colorea los números

Pintar, colorear o hacer joyas por números son opciones bonitas, fáciles y relajantes. Puedes hacerlo poco a poco, a medida que el frío apriete, o hacerlo todo de una vez. Al final, tendrás una bonita pieza que podrás enmarcar y disfrutar.

25. Voluntario

Las cifras de voluntariado disminuyen drásticamente en los meses de invierno. Aproveche el frío para buscar oportunidades de voluntariado en su zona.

26. Hacer bombas de baño

Hacer bombas de baño es muy fácil, sólo tienes que buscar tu receta favorita en Internet y ponerte manos a la obra. No necesitas un molde para bombas de baño si no tienes uno, utiliza un molde para magdalenas o un molde para muffins.

27. Decora un jersey navideño feo

Lo mejor de un jersey navideño feo es que no tienes que tener ninguna habilidad creativa para que quede perfecto. De hecho, cuanto peor se te den las manualidades, ¡mejor te quedará!

28. Crear un comedero para pájaros

Prepare un comedero para pájaros con ingredientes sencillos y naturales, como mantequilla de cacahuete, pipas de girasol y frutos secos, para poder seguir observándolos incluso cuando el tiempo cambie.

29. Construir una casa de baños

Busque planos de casetas de baño en Internet o compre un kit y móntela usted mismo. Una caseta de baño anima a estos animales beneficiosos a quedarse con usted, comerse los insectos y protegerle de las picaduras de mosquito cuando llegue el verano.

30. Haz adornos con bombas de semillas

Los adornos con bombas de semillas son fáciles y divertidos de hacer, y resultan un regalo fantástico. Cuando termines, repártelos por el vecindario para alegrar el día a alguien.

Más artículos relacionados

41 actividades dominicales divertidas, relajantes y productivas

Hace tanto calor fuera! 51 cosas divertidas y refrescantes para hacer en un día caluroso

¿Viernes noche sin nada que hacer? 39 actividades divertidas para que digas TGIF

31. Leer una novela

Una de las opciones más obvias para las actividades de invierno es la lectura. Elija una novela, acurrúquese junto al fuego y piérdase en la historia.

32. Donación de libros y ropa

Revisa tus armarios y busca todas esas prendas de ropa que nunca volverás a ponerte. Dónalas a una organización benéfica que proporcione ropa gratis a los necesitados. De paso, deshazte de los juguetes, juegos de mesa y libros viejos y dónalos también.

33. Organiza una fiesta del amigo invisible

El invierno es una época divertida para celebrar una fiesta del amigo invisible, pero ¿por qué limitarse? Puedes celebrar una fiesta del amigo invisible o del elefante blanco en cualquier época del año.

Si hace frío, reúne a tus amigos y divertíos regalándoos unos a otros objetos significativos o tontos.

34. Maratón de películas

Tus series de películas favoritas están listas para ser vistas de nuevo. Ya sean las películas de El Señor de los Anillos, la franquicia de Harry Potter o el MCU, date un atracón de cine que puede durar días.

35. Aprende a hacer ganchillo

El ganchillo es una de las manualidades más rápidas de dominar. Con una aguja de ganchillo y un poco de hilo, ¡podrás empezar a hacer regalos para tus amigos y para ti mismo el primer día que aprendas esta habilidad!

36. Haga sus propósitos de Año Nuevo

Planifique sus propósitos de Año Nuevo en cualquier momento del año. El 1 de enero no tiene nada de mágico. Empiece ahora mismo con lo que siempre quiso hacer.

37. Beber cacao caliente

No hay nada mejor que tomarse una taza de cacao caliente cuando hace frío. Para darle un toque especial, añádele nata montada o malvaviscos caseros.

38. Decorar un árbol

No hace falta que sea la época navideña para decorar un árbol. Adorna tu árbol con adornos centrados en la festividad más cercana o en tus pasatiempos favoritos.

Puede ser igual de divertido decorar un árbol en un día intempestivamente frío de junio que en diciembre.

39. Pasa un día sin redes sociales

Rétate a ti mismo a evitar todas las plataformas de redes sociales durante un día entero. Puede que descubras que hay un mundo mucho más grande para ti ahí fuera. Eso sí, asegúrate de decirle a todo el mundo tus planes, ¡o puede que piensen que estás en peligro!

40. Tener un día de pereza

El frío, sobre todo cuando nieva o llueve, puede hacer que te sientas perezoso. Aprovéchalo: duerme hasta tarde, ponte el pijama y, en general, pasa un día ocioso que te ayude a relajarte y a desconectar.

Ver también: 17 Señales claras de que no le gustas (Hora de dejarlo ir)

41. Hacer una foto de familia

Cuando haga frío y nadie de tu familia quiera enfrentarse a las inclemencias del tiempo, aprovecha para reunirlos a todos y hacer una foto de familia.

Puedes reservar una sesión con un fotógrafo o hacerlo tú mismo con un temporizador y un mando a distancia para la cámara. Incluso los teléfonos móviles hacen fotos de familia estupendas si tienes el soporte de cámara adecuado.

42. Crear una lista de reproducción

Siéntate y ponte manos a la obra para crear la lista de reproducción perfecta. Puedes incluso crear varias listas de reproducción para tus diferentes estados de ánimo y actividades.

43. Aprende a hacer velas

Hacer velas es mucho más fácil de lo que parece. Empieza con un kit que te proporcione todo lo necesario y luego amplía tus creaciones de velas cada vez que te apetezca.

44. Visita un museo en línea

La mayoría de los museos ofrecen visitas virtuales. Puede visitar algunos de los museos más famosos del mundo sin moverse de la cama.

45. Ejercicio

Levántate y muévete. Prueba diferentes ejercicios cuando haga frío. Al final, encontrarás uno que te guste.

46. Haz elaborados copos de nieve de papel

Todo el mundo ha hecho copos de nieve de papel cuando era pequeño, pero ahora puedes pasar al siguiente nivel y hacer copos de nieve asombrosos con diseños complicados, componentes móviles o recortes de personajes de tus fandoms favoritos.

47. Limpiar la casa

Puede que no sea entretenido, pero hay que hacerlo. Cuando el tiempo no acompañe para las actividades al aire libre, quédate dentro y limpia. Te alegrarás de tener la tarea terminada aunque no sea muy divertido hacerla.

48. Coser una colcha de camisetas

Tienes demasiadas camisetas, pero no te atreves a desprenderte de ellas. Por suerte, no tienes que hacerlo.

Hacer una colcha de camisetas es tan fácil como encontrar un patrón en Internet, seleccionar las camisetas que quieras y ponerte manos a la obra. Puede ser un proyecto continuo al que vuelvas cada día de frío.

49. Planifique sus vacaciones de verano

¡No hay mejor momento que el frío para planear una escapada veraniega! ¡Empieza a soñar ya con tus vacaciones!

50. Hacer malvaviscos

Los malvaviscos caseros son deliciosos y mucho más fáciles de hacer de lo que parece. Como ventaja añadida, puedes hacer malvaviscos vegetarianos de varios sabores.

51. Pruebe World Foods

Internet está plagado de recetas. Empieza a preparar cocinas de lugares de todo el mundo.

52. Pintar rocas

Pintar rocas es divertido y fácil. Luego puedes esconder las rocas para que otros las encuentren o añadirlas a tu paisaje exterior.

53. Hacer malvaviscos junto al fuego

Utiliza esos malvaviscos caseros para hacer smores. Una hoguera en el exterior o una chimenea en el interior son perfectas para hacer estas delicias.

54. Haz una corona de alpiste

Haz una bonita corona con materiales que alimenten a los pájaros. ¡Todos salimos ganando!

55. Haz un calendario de Adviento o de cuenta atrás

Empieza la cuenta atrás para el final del año u otro acontecimiento importante con un calendario de cuenta atrás. Ponte una tarea para completar cada día hasta que termine el calendario.

56. Aprende un truco de magia

La magia no es tan mística como parece. Mira un vídeo en el que se muestra un sencillo truco de magia, ¡y luego domínalo!

57. Hacer un diseño Tie-Dye

Tíñete una sábana vieja, una camiseta desteñida o unas sábanas. ¡Cada vez que te tiñas, crearás un diseño nuevo y divertido!

58. Crear un club de cine

Los clubes de lectura están por todas partes. ¿Qué te parece un club de cine? Haz que todos tus amigos vean la misma película y luego comentadla en línea o en persona.

59. Hacer vino caliente

Los días fríos equivalen a vino caliente. El vino caliente aporta una sensación hogareña que no se puede repetir. Prueba recetas diferentes cada día que haga demasiado frío para salir a la calle.

60. Prueba una Escape Room virtual

Si te gustan los rompecabezas, ¡te encantará una escape room virtual! Puedes jugar solo o con amigos y familiares.

61. Hacer caramelos de nieve en almíbar

Mezcla sirope de arce y nieve recién caída para un manjar que no te creerás. Asegúrate de que la nieve esté limpia y esponjosa. Si no, haz tu propia nieve con cubitos de hielo y una batidora.

Después de leer esta lista, no tendrá que preocuparse por qué hacer cuando fuera hace frío Elige tus favoritos, ¡o hazlos todos!




Sandra Thomas
Sandra Thomas
Sandra Thomas es una experta en relaciones y entusiasta de la superación personal apasionada por ayudar a las personas a cultivar vidas más saludables y felices. Después de años de obtener un título en psicología, Sandra comenzó a trabajar con diferentes comunidades, buscando activamente formas de ayudar a hombres y mujeres a desarrollar relaciones más significativas con ellos mismos y con los demás. A lo largo de los años, ha trabajado con numerosos individuos y parejas, ayudándolos a superar problemas como la ruptura de la comunicación, los conflictos, la infidelidad, los problemas de autoestima y mucho más. Cuando no está entrenando a clientes o escribiendo en su blog, a Sandra le gusta viajar, practicar yoga y pasar tiempo con su familia. Con su enfoque compasivo pero directo, Sandra ayuda a los lectores a obtener una nueva perspectiva sobre sus relaciones y los empodera para lograr lo mejor de sí mismos.