9 malos comportamientos que desagradan a todo el mundo

9 malos comportamientos que desagradan a todo el mundo
Sandra Thomas

Aquí tienes una pregunta difícil.

¿Eres simpático?

Ver también: 11 cosas que ocurren cuando los introvertidos no tienen tiempo para estar solos

¿A la gente le resulta fácil, energizante y refrescante estar a su lado?

La gente, sin saberlo, llevará consigo malos comportamientos - comportamientos que les impiden tener relaciones amorosas, crecer profesionalmente y ser felices en la vida.

No se dan cuenta de que se han contagiado de comportamientos negativos que ofenden o incluso alejan a la gente.

La mayoría de nosotros hacemos algunas cosas que molestan a la gente, sobre todo en nuestras relaciones cercanas.

Es imposible ser humano y no caer de vez en cuando en el mal humor, las reacciones infantiles o el egoísmo.

Pero a veces estos comportamientos se convierten en habituales.

Las adoptamos como parte de nuestras interacciones cotidianas y de nuestros sistemas operativos personales.

¿Cuáles son las causas del mal comportamiento?

Se preguntan: "¿Cómo se explica el mal comportamiento?" Hay varias razones por las que alguien puede desarrollar comportamientos negativos en la edad adulta. Veamos algunas de ellas.

  • Tal vez una persona nunca aprendió comportamientos emocionalmente maduros o no fueron modelados por sus padres. Sin darse cuenta, los padres dieron su sello de aprobación a ciertas acciones negativas, por lo que el niño sigue haciéndolas hasta la edad adulta.
  • Un problema de salud mental o un trastorno de la personalidad pueden ser la causa de comportamientos desagradables y diferentes.
  • A veces, los rasgos positivos pueden crear una cortina de humo para el mal comportamiento en los adultos, de modo que nos damos permiso para actuar mal en un área porque somos muy buenos la mayor parte del tiempo.
  • A veces las personas que nos rodean nos permiten "salirnos con la nuestra" con comportamientos al no establecer límites o consecuencias.

Pero recuerda, los comportamientos que sistemáticamente reflejan al mundo son la medida tangible de tu carácter y madurez.

Sí, a veces nuestras emociones pueden con nosotros, pero hay muchas razones de peso para abandonar los malos hábitos de comportamiento y crear otros nuevos y positivos.

El mal comportamiento te atrae hacia los que se alimentan del fondo del mundo. Si quieres relacionarte con personas maduras, emocionalmente sanas y auténticas, tú mismo debes serlo constantemente. El mal comportamiento es el preludio de una baja autoestima Si su comportamiento aleja a la gente, le causa problemas en el trabajo y le hace infeliz, con el tiempo acabará afectando a sus emociones y a su autoestima. El mal comportamiento suele ser síntoma de un problema mayor. Si actuamos de forma inadecuada o irritante con regularidad, suele ser una llamada a un mayor autoconocimiento. Hay algo más profundo (ira, dolor, miedo no resueltos...),etc.) pueden estar detrás de esas escasas habilidades relacionales. Los malos comportamientos afectan negativamente a los que más quieres. Los cónyuges, hijos y familiares cercanos pueden sentirse profundamente heridos o avergonzados por sus hábitos de conducta, pero viven con usted y a menudo deben tolerar estas acciones. Los niños, en particular, no tienen las habilidades emocionales para poner límites adecuados o expresar sus frustraciones por el mal comportamiento de los adultos.

s

Los comportamientos a los que nos referimos aquí no son las acciones gravemente horrendas que podrían hacer que te detuvieran (abusos, crueldad, engaño, etc.).

Hablamos de los pequeños malos comportamientos que son como mil flechitas lanzadas a lo largo de meses y años.

  • Drenan lentamente el respeto mutuo, la facilidad y el placer natural de las relaciones.
  • Provocan que los demás estén hipervigilantes y en vilo, a la espera de la conducta o falta de conducta prevista.

Como siempre, el primer paso hacia el cambio es la concienciación.

9 hábitos de mal comportamiento que hay que evitar

Si te ves afectado por alguno de los malos comportamientos de esta lista, empieza a trabajar para convertir tu mal comportamiento en nuevos hábitos positivos que fomenten las relaciones.

En esta lista encontrarás muchos ejemplos concretos de malos comportamientos que quizá reconozcas en ti. Si es así, sigue leyendo para aprender a convertirlos en nuevos comportamientos positivos.

1. Culpabilidad

Cuando las cosas no salen como ellos quieren, dicen o hacen cosas para que los demás se sientan mal por sus decisiones o acciones.

En lugar de hablar con franqueza sobre un deseo o una decepción, o simplemente dejarlo pasar, el culpabilizador quiere que los demás sufran junto con él/ella.

Nuevo comportamiento positivo: Aprende a aceptar que no todo va a salir como tú quieres. Los demás tienen derecho a tomar decisiones que a ti pueden no gustarte. Pide lo que quieras, expresa tus necesidades con amabilidad y acepta las decepciones con gracia.

2. Actuar con santidad

El comportamiento "más santo que tú" se manifiesta como la necesidad de tener siempre la razón, la necesidad de tener la última palabra y la necesidad de sentirse más importante o inteligente que los demás.

Esta persona siente que sabe más que los demás y debe hacerles partícipes de su superioridad. Este comportamiento suele ser una tapadera de inseguridad.

Nuevo comportamiento positivo: Reconozca que la humildad combinada con una confianza madura en uno mismo es muy atractiva. Nadie quiere sentirse "menos que" o inferior, independientemente de su origen, ingresos o posición en la vida. Todas las personas tienen algo valioso que aportar, así que lo primero es aprender de los demás.

3. Rabietas

¿Cuáles son ejemplos de mal comportamiento? Los pucheros, el retraimiento, la beligerancia y los comportamientos pasivo-agresivos son ejemplos de una rabieta de adulto.

Todos nos enfadamos y nos sentimos heridos, pero hay formas sanas y adultas de expresar el enfado que no socavan las relaciones.

Cuando nuestros hijos son pequeños y tienen rabietas, les decimos que "utilicen sus palabras". Todos necesitamos utilizar nuestras palabras en lugar de recurrir a comportamientos infantiles para expresar nuestros sentimientos.

Nuevo comportamiento positivo: Reconozca la ira y la frustración cuando surjan y trate de identificar su origen. A menudo son mucho más profundas que el problema en cuestión. Respire hondo y hable con calma de los sentimientos que subyacen a la ira. Aléjese de las interacciones hasta que pueda controlar sus sentimientos y hablar con calma.

Más artículos relacionados:

21 señales de invalidación emocional en tu relación de pareja

15 cualidades dinámicas de una personalidad dinámica

Las diferencias imprescindibles entre un macho Sigma y un macho Alfa

4. Utilizar la manipulación

Muchos de los comportamientos enumerados implican manipulación, pero un manipulador profesional la llevará a nuevos niveles. Utilizará la inteligencia, el ingenio, el encanto u otras habilidades para conseguir que la gente se pliegue a su voluntad.

Las personas cercanas al manipulador pueden tardar meses o años en darse cuenta de lo que está ocurriendo. A veces, el manipulador no se da cuenta conscientemente de que lo que está haciendo está mal o es deshonesto, sino que simplemente ve su comportamiento como un medio normal para conseguir un fin.

Nuevo comportamiento positivo: Es difícil porque implica un nivel de autoconciencia bastante sofisticado. Empieza por abrazar un respeto honesto por los que te rodean, reconociendo que la mayoría de las personas tienen sabiduría interior y no deberían dejarse llevar por un camino que no es el adecuado para ellas, aunque al principio lo hagan de buena gana.

5. Cotillear

Este comportamiento puede convertirse fácilmente en habitual. Tener información sobre alguien, especialmente información salaz o negativa, nos hace sentir poderosos. Sabemos algo que las mentes inquisitivas quieren saber.

Pero los cotilleos crean mucho daño y erosionan la confianza. Se necesita práctica y compromiso para echar agua al fuego de los cotilleos.

Nuevo comportamiento positivo: Empieza a ver los chismes como lo que son: hirientes y poco amables. En lugar de participar en chismes, busca lo bueno en la persona o situación y sé el árbitro de la bondad y la sanación.

6. Actuar con celos

Los celos pueden manifestarse en muchos de los comportamientos enumerados, sobre todo en la culpabilización. Suelen tener su origen en un sentimiento de herida, inferioridad o inseguridad.

El comportamiento celoso hace que los demás se sientan incómodos e innecesariamente culpables o equivocados. Todos lo sentimos de vez en cuando, y es una llamada a examinar y apreciar nuestra propia vida.

Nuevo comportamiento positivo: Cuando los celos asomen su fea cabeza, detente y tómate un momento para dar la vuelta a los sentimientos. Si sientes celos de alguien, tómate un momento para bendecir su generosidad y reconocer la tuya propia. Si quieres mejorar tus circunstancias, actúa en lugar de alimentar los celos o menospreciar a alguien.

Ver también: 23 señales de un marido egoísta (siempre se pone a sí mismo primero)

7. Mostrar poca capacidad de escucha

La era de la distracción ha erosionado la capacidad de escuchar. Tecleamos en el ordenador y hablamos con nuestros hijos sin mirarlos. Contestamos al móvil durante una conversación o una comida importante.

Enviamos mensajes de texto mientras socializamos con personas reales. Miramos más allá de la persona con la que estamos hablando para ver si hay alguien más importante cerca. Nos desentendemos de escuchar realmente lo que los demás tienen que decirnos.

Nuevo comportamiento positivo: Empieza por eliminar las distracciones cuando hables con alguien. Apaga el móvil o la televisión. Aléjate del ordenador. Practica la escucha profunda estableciendo contacto visual, reflejando al interlocutor lo que has oído y reconociendo los sentimientos o ideas transmitidos.

8. Tener malos modales

¿Se han ido los buenos modales con el viento? Estas sencillas habilidades que a la mayoría de nosotros nos enseñaron de niños son poderosas herramientas para relacionarnos.

Decir por favor y gracias, no interrumpir, ayudar a alguien, entablar conversación, mostrar aprecio, tener modales en la mesa, ser puntual... todo ello refleja consideración por los demás y respeto por uno mismo.

Nuevo comportamiento positivo: La mayoría de nosotros sabemos cuáles son los buenos modales, pero como la sociedad en general se ha relajado cada vez más al respecto, puede que nos hayamos olvidado de utilizarlos. Empieza por recordarte a ti mismo cuáles son los buenos modales. Fíjate en lo que puedes estar descuidando y haz un esfuerzo consciente por poner en práctica los modales que te faltan.

9. Tener poca habilidad para la conversación

¿Alguna vez has estado cerca de alguien que interrumpe constantemente o habla por encima de los demás? Parece que esta persona cree que lo que tiene que decir es más interesante o importante que la contribución de los demás.

O hay quienes se desentienden totalmente de la conversación, creyendo que están por encima de todo o que no pueden gastar energía en ser sociables.

Una mala conversación grita a los demás que no te interesan ni lo que tienen que decir.

Nuevo comportamiento positivo: Si tiendes a dominar las conversaciones, aprende a hablar menos y a escuchar más. Haz preguntas a los que te rodean para mostrar tu genuino interés por lo que tienen que decir, sin desviar el tema hacia ti.

Si te cierras en banda en entornos sociales, esfuérzate por ser más extrovertido y conversador. Aunque no te sientas identificado con la gente que te rodea, siempre hay algún punto en común que puedes descubrir.

¿Listo para aprender a cambiar tu mal comportamiento?

Puede ser realmente difícil mirarse al espejo y ver la verdad sobre la forma en que nos estamos comportando. Nuestra primera reacción es desviarnos y defendernos: tenemos buenas razones para nuestras acciones, podemos justificar nuestros comportamientos.

El crecimiento personal, y en última instancia la felicidad en la vida, implica hacernos vulnerables, reconocer nuestros defectos y cambiar el comportamiento.

¿Qué hábitos de comportamiento te gustaría adoptar en tu vida? Por favor, compártelos con nosotros en los comentarios.




Sandra Thomas
Sandra Thomas
Sandra Thomas es una experta en relaciones y entusiasta de la superación personal apasionada por ayudar a las personas a cultivar vidas más saludables y felices. Después de años de obtener un título en psicología, Sandra comenzó a trabajar con diferentes comunidades, buscando activamente formas de ayudar a hombres y mujeres a desarrollar relaciones más significativas con ellos mismos y con los demás. A lo largo de los años, ha trabajado con numerosos individuos y parejas, ayudándolos a superar problemas como la ruptura de la comunicación, los conflictos, la infidelidad, los problemas de autoestima y mucho más. Cuando no está entrenando a clientes o escribiendo en su blog, a Sandra le gusta viajar, practicar yoga y pasar tiempo con su familia. Con su enfoque compasivo pero directo, Sandra ayuda a los lectores a obtener una nueva perspectiva sobre sus relaciones y los empodera para lograr lo mejor de sí mismos.