99 maneras de ser más extrovertido

99 maneras de ser más extrovertido
Sandra Thomas

¿Se acuerda de la última vez que inició una conversación en una fiesta o invitó a un conocido a tomar un café?

Si no puedes, quizá sea el momento de esforzarte más por ser extrovertido.

Un estudio reciente ha descubierto que ser extrovertido en la juventud puede conducir a una mayor sensación de felicidad al envejecer.

Los resultados del estudio mostraron que las personas que eran simpáticas y sociables a los veinte años acabaron siendo más feliz con sus vidas durante los siguientes 40 o 50 años.

Pero ¿cómo se puede pasar de ser una persona reservada a ser más gregaria y socialmente cualificado ?

Hay algunos pasos que puedes dar para empezar, que es lo más difícil.

Si te estás preguntando: "¿Cómo puedo dejar de estar callado?" cuando todo el mundo a tu alrededor mantiene una animada conversación, la ayuda está en camino.

Ser extrovertido no es algo natural para todo el mundo, pero exponerse no tiene por qué dar tanto miedo.

99 consejos para ser más extrovertido

Puede que te enfrentes a un obstáculo concreto que te motive a querer aprender a ser extrovertido.

Hemos dividido nuestros consejos en categorías para que pueda centrarse en lo que es más importante para usted.

Cómo ser más extrovertido y seguro de sí mismo

1. Finge hasta que lo consigas

Sal de tu zona de confort a propósito para empezar a acostumbrarte. Intenta actuar como crees que actuaría alguien muy extrovertido.

2. No te presiones tanto

Es fundamental tener en cuenta que las conversaciones triviales no tienen por qué ser nada más que agradables. Es sólo una conexión entre seres humanos, así que no te lo tomes demasiado en serio.

3. Establezca contacto visual

Si estás con alguien, intenta establecer el mayor contacto visual posible. Una vez establecida esta conexión, dedica a la otra persona sonrisas amables durante toda la interacción.

Esto puede ayudarte si estás intentando fomentar una relación o si ya estás en una y quieres mantener una conexión positiva.

4. Cuida tu lenguaje corporal

Tu comunicación no verbal puede decir mucho de ti. Ser abierto lenguaje corporal demuestra que te interesa la otra persona.

5. Sea un oyente activo

Cuando escuches a tu interlocutor, demuestra que te interesa la conversación.

Míralos mientras hablan y concéntrate en lo que dicen.

Asentir con la cabeza y utilizar expresiones breves como "sí" mientras sonríes son buenas formas de mostrar que estás interesado en la conversación.

6. Decir "sí" más que "no"

Si tiendes a decir "no" a las invitaciones a hacer algo divertido y espontáneo, intenta decir "sí" aunque no quieras.

7. Observa cómo te sientes

Una vez que veas que no te hace daño ser hablador y abierto, es más probable que lo hagas de forma natural.

8. Iniciar planes

En lugar de sentarte y esperar a que tus amigos te inviten a salir para hacer algo, planifica algunas citas divertidas y toma la iniciativa de invitar a tus amigos a salir.

9. Ofrecer ayuda

Si sabes que a tu pareja le espera un día duro o está inusualmente ocupada en el trabajo, ofrécete a aliviar su estrés haciéndole un recado o la cena.

10. Presume de tus intereses

Involucre a su pareja o amigos en las cosas que a usted le interesan especialmente. Puede ser algo tan sencillo como enseñarles a cocinar su plato favorito.

11. Ofrezca a sus amigos una cena

De este modo, conocerás mejor a tus amigos y demostrarás que estás dispuesto a exponerte.

A veces, estar en su propio entorno familiar aumenta su confianza y permite que aflore más de tu personalidad.

12. Hazle saber a tu pareja lo que quieres

Diga lo que quiere y cuándo lo quiere.

Cuanto más practiques ser franco, mejor. Además, cuanto más seguro estés de ti mismo, más comunicativo serás.

13. Olvidar las experiencias negativas

La gente parece dar más importancia a las situaciones negativas que a las positivas. Si quieres ser más extrovertido, tienes que ver siempre el lado positivo y reconocer cuando las cosas van bien.

14. Dar una segunda oportunidad

Si sales con un amigo nuevo o tienes una cita y no va bien, dale una segunda oportunidad en lugar de cerrarla por completo.

15. Mantener viejas relaciones

Es importante crear nuevas relaciones, pero siempre es más fácil si se cuenta con el apoyo y el respaldo de los amigos de siempre.

16. Asumir riesgos

Tendrás que ponerte en situaciones incómodas y estar preparado para enfrentarte al rechazo.

17. Relájate

La gente suele pensar que cada palabra que dice tiene que ser significativa, inteligente o ingeniosa, lo cual no es cierto.

18. Permítase cometer errores

Aprenda de ellos.

19. Acepta tus defectos

Tus defectos te hacen más humano y simpático.

20. Leer el lenguaje corporal de los demás

Además de prestar atención a tu propio lenguaje corporal, lee el lenguaje corporal de los demás e imítalos.

21. Centrarse en la otra persona

En lugar de centrarte en tu imagen, concéntrate en la conexión que estableces con tu pareja o amigos.

22. Sé cortés

Aunque estés en una relación, debes recordar tener buenos modales. Las cortesías comunes son atractivo y atrayente a todo el mundo.

23. Repite lo que has oído

Reflejar lo que dice su interlocutor aclara lo que quiere comunicar, de modo que usted entiende perfectamente su intención y le demuestra que le está escuchando.

24. Buscar una actividad

Si la conversación se ha estancado, sugiérele hacer algo como ir a la bolera o simplemente dar un paseo. A medida que disfrutéis de la actividad, ambos encontraréis más cosas que decir.

25. Tejer historias

Comparte con tu amigo o pareja historias interesantes de tu vida para involucrarle en la conversación. Tus historias ayudan a crear compenetración.

Cómo ser más sociable y extrovertido

26. Empezar poco a poco

Sea consciente de su timidez y empiece con pequeños pasos, como sonreír a desconocidos u ofrecerse a ayudar a alguien que parezca necesitar una mano.

Dominar estos pequeños pasos te ayudará a avanzar hacia empresas más grandes.

27. Da las gracias

La próxima vez que pases por caja en la cafetería, establece contacto visual, sonríe y di "gracias". Este gesto te ayudará a acostumbrarte un poco más a interactuar con otras personas.

28. Presta atención a lo que excita a la otra persona

Capta las señales sobre lo que la otra persona quiere hablar y síguele la corriente.

Si quieres hablar de una cosa y ellos se empeñan en hablar de otra, hazles caso y considéralo una oportunidad para aprender sobre su tema.

29. Invitar a amigos

Invita a la gente a tu casa para una noche de juegos o una cena. Sé acogedor e invita a los demás para que sientan que los valoras.

30. Vístete a la moda

Vístete de forma que te sientas seguro de ti mismo, así te sentirás menos incómodo.

31. Presentar a las personas

Parte de ser más amable y abierto consiste en ayudar a que otras personas también se sientan cómodas. Difunde el amor haciendo un esfuerzo por presentarte a otras personas.

32. Practica tu sonrisa

La gente puede notar la diferencia entre una sonrisa falsa y una sonrisa de verdad. Practica en el espejo.

33. Desafía tu voz interior

Puede que tengas una voz en la cabeza que te inste a no ir a por lo que quieres, pero estos pensamientos se basan en miedos internos, no en hechos.

34. Establecer objetivos realistas

Cambiarse a sí mismo lleva tiempo. Fíjese objetivos razonables y recuérdese que no pasa nada si de vez en cuando sufre algún revés.

Related Post: 15 cualidades dinámicas de una personalidad dinámica

35. Si no quieres salir... sal

Es fácil volver a casa después del trabajo, pero la mejor forma de mejorar tus habilidades comunicativas es salir a la calle.

36. Oblígate a cambiar de comportamiento

Es difícil cambiar de comportamiento, sobre todo si lo que te propones no te sale de forma natural. Oblígate a salir.

37. Reconozca a las personas que ve a menudo

Probablemente vea a algunas de las mismas personas con regularidad, pero no las reconozca. Para ser más generoso, empiece a reconocer a las personas con las que se encuentra más a menudo.

38. Afrontar las creencias que nos limitan

Enfréntate a tus creencias de que no puedes ser extrovertido y deja que los demás te conozcan abriéndote a ellos.

39. ¿Qué le frena?

Piensa por qué te sientes incómodo con gente nueva.

¿Ha tenido una mala experiencia?

¿Tiene miedo al rechazo?

Determinar las razones le permitirá tomar medidas para superarlas.

40. Recuerda tu confianza

Recuérdate a ti mismo que tienes confianza en ti mismo y que tienes cosas importantes que decir.

41. Mostrar interés genuino

Cuando conozcas a una persona nueva, interésate por ella haciéndole preguntas interesantes.

42. Intenta conocer a alguien nuevo cada semana

Fijarse este objetivo le obligará a tomar la iniciativa y encontrar nuevas formas de conocer gente nueva.

43. Utilizar afirmaciones positivas

Cuando hables con la gente, evita mencionar temas negativos y céntrate más en positivo temas edificantes.

44. Recuerda que no todo el mundo piensa en ti

Es fácil pensar que todo el mundo te mira o te juzga, pero lo más probable es que la gente esté absorta en sus propios asuntos.

45. Dar un apretón de manos firme

Así demostrará que tiene confianza.

46. Estar presente

Evite consultar el teléfono o mirar a su alrededor si está hablando con otra persona.

47. Tomar notas mentales

De este modo, cuando vuelvas a hablar con la misma persona, sabrá que estabas escuchando porque podrás recordar algunas cosas que te dijo.

48. Aceptar los silencios incómodos

Los silencios son parte normal de una conversación. En lugar de forzarte a decir algo que puede salir mal, espera unos instantes y un nuevo tema de conversación surgirá de forma natural.

49. Hazte amigo de personas con habilidades sociales

Cuanto más tiempo pases con ellos, más podrás aprender.

Cómo ser más extrovertido y hablador

50. Ponte cómodo

No te pongas en situaciones en las que tu actitud tranquila juegue en tu contra. En lugar de eso, elige un entorno más íntimo para charlar con un grupo reducido de personas.

51. Facilitar la entrada

Acostúmbrese a hablar y a ser extrovertido en los grupos reducidos que elija.

Ver también: 21 señales de que le gustas pero tiene miedo al rechazo

52. Preséntese

Busca a alguien que también tenga dificultades para mantener una conversación y preséntate.

Hablar con alguien que es incluso más reservado que tú aumentará tu confianza y sacará a relucir tu lado más sociable.

53. Hacer preguntas abiertas

Céntrate en preguntas abiertas que inviten a los demás a responder con algo más que un "sí" o un "no".

Será más fácil entablar una conversación con alguien nuevo si le pides que comparta algo sobre sí mismo.

54. Relacionar

Trata de relacionarte con lo que dice la otra persona. Quizá compartas una experiencia similar con ella o te interese su carrera o formación.

55. Buscar un interés común

Conversaciones entre las personas suelen girar en torno a lo que tienen en común.

Indague sobre cosas que comparte con otra persona, como un amigo común, lo que le abrirá más temas de conversación.

56. Practicar con los compañeros de trabajo

Si tienes un trabajo, probablemente ya tengas un entorno de grupo incorporado.

Encuentre el lugar donde la gente se reúne para charlar, como la sala de descanso o el despacho de una persona concreta, y participe.

57. Únete a un club

Si no tienes confianza para acercarte a otras personas en fiestas o reuniones, únete a un club que gire en torno a un interés concreto.

Esto le dará la oportunidad de interactuar en un entorno a pequeña escala con personas que comparten un interés común.

58. Hacer cumplidos

En el supermercado, dile a la cajera que aprecias su amabilidad.

Si estás en una fiesta, dile a alguien lo mucho que te gusta lo que lleva puesto. Nada abre más la puerta a una conversación amistosa que la admiración y el elogio genuinos.

59. Lea las noticias

Mantente al día de la actualidad para tener siempre algo relevante de lo que hablar.

60. Di hola

Esta es la parte más difícil. Después de ese obstáculo inicial, se vuelve mucho más fácil.

61. Imagina que esa persona ya es tu amiga

Será más fácil hablar con alguien si finges que ya es un viejo amigo.

62. Animarse

Ver también: 11 maneras de alejar a tu hija de un novio controlador

Utiliza las manos y gesticula mientras hablas para que la conversación resulte más atractiva.

63. Utilizar el humor

La risa ayuda a la gente a entrar en calor.

64. No aburras a la gente

Omita todos los detalles innecesarios de sus historias, ya que es probable que pierda el interés de alguien.

65. Ayudar a los nuevos a sentirse incluidos

Sea la persona que dé la bienvenida a alguien nuevo en su conversación e intente aprender algo nuevo sobre él.

66. Solicite más información

Hacer esto puede mantener fácilmente una conversación. Di algo como: "Cuéntame más sobre eso".

67. Estar abierto al debate

Los debates hacen que la conversación sea divertida y esclarecedora, pero no permitas que se convierta en un desacuerdo incómodo.

68. Pedir opiniones

Es un buen tema de conversación: "¿Qué te pareció el partido de anoche?".

69. No comas solo

En una reunión, las comidas y los aperitivos son perfectos para iniciar una conversación. Intenta encontrar a alguien que también busque compañía y siéntate con él para empezar a interactuar.

70. Posicionarse mejor

Cuando estés en una fiesta o evento de grupo, colócate en el centro de la sala y muéstrate abierto a las conversaciones. Intenta no acurrucarte en una esquina, aunque te sientas incómodo.

71. Fijarse en los pequeños detalles

Fíjate en algo de tu interlocutor que te llame la atención o te interese y pregúntale sobre ello.

72. Captar las señales no verbales

Si tu interlocutor se muestra abierto y cómodo, comparte más abiertamente o haz preguntas más profundas para crear una conexión real.

73. Evitar las respuestas planas

Si alguien te hace una pregunta de sí o no, da una respuesta más detallada que invite a una conversación más amplia.

74. Terminar las declaraciones con una pregunta

Termine sus declaraciones con una pregunta para incitar a la otra persona a compartir algo.

Cómo ser divertido y extrovertido

75. Mantener un archivo

No siempre puedes confiar en tu memoria para recordar todo lo que te hace gracia, pero puedes anotar los pensamientos u observaciones divertidos que capten tu atención.

Esto le ayudará a reconocer el humor y a crear historias que contar a los demás.

76. Contar historias

Las personas excepcionalmente divertidas eligen contar historias relevantes con elementos humorísticos. Incluso si la historia no acaba siendo divertida, no pasa nada porque la historia sigue teniendo un propósito.

77. Reconocer lo obvio

Si estás claramente nervioso o si hay algo visiblemente inusual en ti, dirígete a ello para que se rían, pero de forma segura: "Sé que la invitación decía 'corbata negra', pero mi esmoquin encogió en la lavadora".

Expresa en voz alta lo que crees que la gente está pensando. Esto hará que tú (y los demás) os sintáis más cómodos, y demostrará que eres capaz de quitarte importancia.

78. Aprende lo que te hace reír

La risa es inconsciente, lo que significa que es difícil que las personas produzcan una risa genuina a demanda.

Sin embargo, la risa es extremadamente contagiosa y, en una situación de grupo, puedes hacer reír a otras personas de cosas que tú mismo consideras graciosas.

79. No te tomes a ti mismo demasiado en serio

Recuerde los momentos más embarazosos de su vida y no tenga miedo de compartirlos. Ser sincero sobre las debilidades del pasado puede ser divertidísimo.

80. Ponte en el banquillo

Los chistes autodespreciativos hacen reír más rápido que los chistes a costa de los demás. Compartir datos interesantes o divertidos sobre uno mismo puede tranquilizar a los demás.

81. Conozca a su público

A cada persona le hacen gracia cosas distintas. Para algunos es sensacionalismo, pero para otros es sátira.

Asegúrese de contar chistes que resuenen con varios sentidos del humor.

82. Asegúrese de ser oportuno

Un buen timing es importante, porque si esperas demasiado para elaborar una historia divertida, el momento pasará de largo. Reacciona rápido y golpea mientras el hierro está caliente.

83. Saber cuándo parar

Si el público no está de acuerdo con tu chiste, no intentes forzarlo, déjalo y sigue adelante. De hecho, alégrate del hecho de que tu chiste haya fracasado.

84. Sé observador

Muchos cómicos se han hecho un nombre utilizando un estilo básico de comedia, conocido como humor "observacional".

Es cuando se hacen observaciones sobre situaciones cotidianas y se encuentra el humor en ellas.

Hay situaciones graciosas delante de nuestros ojos que pasan desapercibidas sin que alguien las señale.

85. Aprender de la gente divertida

Puedes hacerte más gracioso escuchando a otras personas divertidas. Toma nota de algunas de las cosas más divertidas que oigas decir o hacer a otras personas.

Incluso si todo lo que haces es elaborar tu propio plan basándote en un aspecto gracioso de cada persona, estarás mejorando tu sentido del humor.

86. Asumir riesgos humorísticos

No todos los intentos de hacer humor tendrán éxito, y si siempre esperas algo que crees que será seguro, lo más probable es que fracases.

87. Práctica

No existe el chiste ni el método perfectos. La única forma de perfeccionar el ritmo cómico es practicar. Cuéntese chistes en el espejo para perfeccionar su ejecución.

88. Ponte en cabeza

Muchas personas prefieren mostrar sólo su lado positivo a los demás, pero eso no fomenta la creatividad humorística.

Abraza tu lado chiflado e impulsivo para ayudarte a ser gracioso.

89. Encontrar un objetivo común

El humor suele ser una crítica a un objetivo concreto (pero no a una persona) disfrazada de entretenimiento.

El objetivo puede ser casi cualquier cosa, pero tiene que estar seguro de que se centra en el objetivo adecuado para su público.

90. Ríete alegremente

Una persona con una risa contagiosa resulta simpática y divertida.

Si quieres ser más gracioso, empieza por aparentar ser una persona divertida y simpática.

91. Leer

La lectura de chistes y frases graciosas puede servirte de inspiración para crear tus propios eslóganes.

No tienes que memorizar lo que lees, simplemente saber lo que ocurre en un chiste puede ayudarte a recrearlo cuando te encuentres en una situación similar en tu vida real.

92. Ser misterioso

A medida que te vuelvas más gracioso, la gente esperará de ti una reacción divertida a todo lo que ocurra.

Pero no tienes que seguir demostrando que eres gracioso.

A veces, incluso si simplemente esbozas una sonrisa, la gente que te rodea acabará riéndose, suponiendo que estás pensando algo gracioso.

93. Conoce tu mundo

Sé consciente del mundo que te rodea.

Los graciosos suelen serlo porque ya conocen las verdaderas respuestas a las preguntas sobre temas de actualidad, y en su lugar tergiversan la verdad para decir algo gracioso.

94. Invita a otros a participar

Si estás contando una anécdota divertida, interrúmpase para que los demás opinen. Permita que otra persona termine una frase.

La mejor comedia deja un poco a la imaginación para que el receptor pueda rellenar los espacios en blanco y formar parte de la experiencia.

95. Utilizar el elemento sorpresa

Golpear a la gente con lo inesperado puede potenciar lo gracioso que eres. Intenta coger algo típico y añadir algo que nadie se espere para conseguir una gran carcajada.

96. Limite sus chistes

Hay una diferencia entre contar historias y contar chistes. Un chiste es una historia falsa que termina con un remate, que puede caer fácilmente en saco roto.

97. Desafiar la norma

Desafíe el statu quo, pero asegúrese de seleccionar objetivos con un atractivo universal. Las personas realmente divertidas también son muy inteligentes.

98. No te contengas

Las personas divertidas no son tímidas y tienen ganas de que se les escuche. Se exponen y siguen adelante si no tienen éxito.

99. Reír con los demás

Cuanto más te rías de las bromas e historias de los demás, más probable será que ellos se rían de las tuyas.

Reflexiones finales

¿Estás preparado para ser más extrovertido y menos tímido?

Aunque sea un introvertido o se siente incómodo en grupo, puede entrenarse para ser amable y simpático.

El primer paso es salir a la calle y, una vez hecho esto, elegir una o dos de estas ideas para ponerlas en práctica. Seguro que ahora te das cuenta de que ser más extrovertido puede mejorar mucho tu vida.

Con el tiempo, se sentirá cada vez más cómodo siendo cordial, extrovertido y conversador en todas las situaciones. Y descubrirá que la vida es más agradable con su recién adquirida confianza.




Sandra Thomas
Sandra Thomas
Sandra Thomas es una experta en relaciones y entusiasta de la superación personal apasionada por ayudar a las personas a cultivar vidas más saludables y felices. Después de años de obtener un título en psicología, Sandra comenzó a trabajar con diferentes comunidades, buscando activamente formas de ayudar a hombres y mujeres a desarrollar relaciones más significativas con ellos mismos y con los demás. A lo largo de los años, ha trabajado con numerosos individuos y parejas, ayudándolos a superar problemas como la ruptura de la comunicación, los conflictos, la infidelidad, los problemas de autoestima y mucho más. Cuando no está entrenando a clientes o escribiendo en su blog, a Sandra le gusta viajar, practicar yoga y pasar tiempo con su familia. Con su enfoque compasivo pero directo, Sandra ayuda a los lectores a obtener una nueva perspectiva sobre sus relaciones y los empodera para lograr lo mejor de sí mismos.