¿Cansado de mendigar atención en una relación? (13 consejos para cambiar)

¿Cansado de mendigar atención en una relación? (13 consejos para cambiar)
Sandra Thomas

Si te encuentras mendigando atención en una relación, no es de extrañar que tu paciencia se agote.

Estar en una situación así es frustrante.

Hace que te preguntes si a tu pareja le importa tu relación.

Al fin y al cabo, si te quisieran de verdad, ¿no querrían dedicarte tiempo?

La buena noticia es que hay una forma de salir del círculo vicioso de la pobreza. sentirse desesperado para llamar la atención y nunca ver satisfechas sus necesidades.

¿Por qué tengo que mendigar atención?

Quizá te preguntes: ¿Por qué necesito la atención constante de mi novio?

La respuesta sencilla es que si siempre tienes la sensación de estar suplicando amor y afecto, es porque tus esfuerzos han sido infructuosos.

Tu pareja no satisface tus necesidades, así que sientes que tienes que seguir mendigando.

Para romper este círculo vicioso, primero tienes que entender por qué has recurrido a mendigar la atención de tu pareja en primer lugar. A continuación se enumeran algunas posibles razones:

  • Tu pareja no entiende tus necesidades. No es que no se preocupen por ti, sino que no entienden lo que necesitas de ellos. Quizá tengáis lenguajes del amor diferentes, así que lo que para ti es natural no lo es tanto para ellos.
  • No estás comunicando tus necesidades con eficacia. No esperes que tu pareja te lea la mente. Si no le has comunicado claramente lo que quieres de ella, no puedes esperar que cumpla esas expectativas.
  • A tu pareja no le importa lo que necesitas. Si has sido sincero con tu pareja sobre lo que necesitas de ella y aún así te encuentras mendigando su atención, considera la posibilidad de que simplemente no le importe. Puede parecer duro, pero es mejor darse cuenta pronto que tarde si ese es el caso.

Por qué mendigar atención no es sano

No importa la razón que haya detrás, mendigar atención nunca es sano. Hay formas más productivas de afrontar este tipo de problemas.

Nunca debes mendigar atención, o podrías notar los siguientes efectos poco saludables:

  • Ha hecho mella en tu salud mental.
  • Hay negatividad y resentimiento en tu relación que antes no había.
  • Tu autoestima cae en picado o te sientes indigno de amor.
  • Has notado que te peleas con tu pareja más a menudo.

¿Cansado de mendigar atención? 13 cambios y estrategias para reclamar tu autoestima

No mendigues amor: hay formas mejores de abordar el problema. A continuación te presentamos estrategias para recuperar tu autoestima y dejar de mendigar a tu pareja lo que necesitas.

Ver también: 27 señales viscerales de que estás hecho para estar con alguien

1. Permítete ser vulnerable.

Si su relación solía ser satisfactoria, pero ahora se encuentra desesperado por afecto, existe la posibilidad de que su pareja sienta lo mismo que usted. Entonces, ¿qué ha pasado?

A veces, cuando uno de los miembros de la pareja siente que no recibe la atención que desea, se cierra emocionalmente y deja de dar afecto, lo que da lugar a un ciclo en el que ambos se sienten desatendidos emocionalmente y no pueden satisfacer las necesidades del otro.

Puedes romper este ciclo armándote de valor para exponerte tú primero. Sé vulnerable con tu pareja. Cuando antepongas sus necesidades, será más probable que también cambie su comportamiento.

2. Aumenta la confianza en ti mismo.

Cuando estás constantemente mendigando la atención de tu pareja, esto empieza a hacer mella en tu autoestima. Puedes sentirte inútil e inseguro.

Esos sentimientos pueden amplificarse hasta que te sientas totalmente codependiente de tu pareja. Te encuentras en un estado de necesidad de reafirmación casi constante para sentirte seguro en tu relación.

Al reforzar la confianza en ti mismo, no necesitarás tanta seguridad de tu pareja y dejarás de sentir la necesidad de mendigar su atención. Puedes empezar por reconocer que mendigar atención es indigno de ti.

Eres una persona culta, inteligente y merecedora de la presencia y la atención de tu amante. Puedes abordar el asunto desde la fortaleza y la calma cuando crees en ti misma.

3. Sea claro y mantenga una comunicación abierta.

Tus necesidades son importantes, pero no puedes esperar que tu pareja las satisfaga si tú no le dices cuáles son.

Si crees que no estás recibiendo suficiente atención en tu relación, la sutileza no va a jugar a tu favor. En su lugar, sé lo más claro y directo posible sobre tus necesidades.

Dígale exactamente lo que necesita para sentirse seguro en la relación. Es probable que su pareja responda mejor a una comunicación abierta que a que usted suplique su atención.

4. Considera los factores externos.

Antes de sacar conclusiones precipitadas, considere las razones externas por las que su pareja podría estar ignorando sus peticiones de atención.

El problema puede estar totalmente en tu pareja y fuera de tu control. Por ejemplo, puede que recientemente haya recibido un ascenso que le haya dejado agotado y con exceso de trabajo. Aún te quiere, pero no puede servir de una taza vacía.

Saber que no es necesariamente culpa tuya no hará desaparecer el problema, pero puede ayudarte a sobrellevar la ansiedad si sientes que no eres lo bastante bueno.

5. Trabaja para mejorar tu relación.

Si la relación con tu pareja ha sido tensa últimamente, no es de extrañar que no te haya prestado la atención que necesitas.

A menudo, cuando hay problemas subyacentes en una relación, se produce una tensión emocional. Tu pareja se siente distante de ti, por lo que no te da todo el cariño y afecto que te daría normalmente.

La buena noticia es que, si te esfuerzas por mejorar tu relación, no hay duda de que puedes volver a encender la pasión.

6. Centrarse en la superación personal.

Es fácil sentirse resentido cuando tu mujer, marido o pareja no te da el amor que crees que mereces, y puedes sentirte tentado a recurrir a formas tóxicas de llamar su atención.

Una de las mejores formas de afrontar una situación en la que te sientes desatendido es centrarte en la superación personal. Empieza a pasar tiempo en la naturaleza, a leer libros de desarrollo personal o incluso a hacer ejercicio en el gimnasio.

Cuando tu pareja vea que te superas, es probable que llegue a comprender que no quiere perderte y tome medidas para arreglar las cosas.

Más artículos relacionados

Si quieres una relación feliz y sana, busca estas 21 características esenciales

75 tatuajes de almas gemelas en pareja

101 preguntas candentes para hacerse en un viaje por carretera

7. Mantén una mentalidad empática.

Si tiene la sensación de estar constantemente reclamando atención, intente ver la situación desde la perspectiva de su pareja.

Quizá estén pasando por un momento difícil en su vida; quizá su salud mental haya empeorado y sepan que no están satisfaciendo tus necesidades, pero no tienen capacidad para prestarte más atención.

La empatía hacia tu pareja en estas situaciones obtendrá mejores resultados que las peleas entre vosotros.

8. Pasar tiempo juntos.

Tal vez sientas que tienes que rogar constantemente a tu pareja que te preste atención, pero el verdadero problema es que no pasáis mucho tiempo juntos.

Si tanto usted como su pareja tienen una agenda muy apretada, es posible que sean como dos barcos que pasan de noche, lo que con el tiempo puede hacer que la pasión disminuya hasta que acaben por darse por sentados.

Planifique una cita semanal o resérvese un rato para ver una película en el sofá.

9. Evita recurrir a tácticas tóxicas.

Una estrategia que muchas personas utilizan cuando se sienten desatendidas emocionalmente por sus parejas es molestarlas a propósito sólo para llamar su atención.

Te sientes tan desesperado que quieres hacer cualquier cosa que pueda herir a tu pareja para que por fin te dé el amor y el afecto que tanto ansías. Tal vez coquetees con sus amigos delante de ellos o empieces a darles la callada por respuesta para meterte en su piel.

Es probable que esta estrategia se vuelva en tu contra, así que evita recurrir a comportamientos pasivo-agresivos como éstos.

10. Sepa que sus necesidades importan.

Tal vez hayas intentado hablar del tema, pero nada ha cambiado. Empiezas a sentir que estás loco. Tal vez te preguntes: ¿Estoy pidiendo demasiado? ¿Por qué no me prestan la atención que necesito?

Cuando te sientes obligado a mendigar atención, a menudo te asaltan pensamientos como éstos. Empiezas a dudar de ti mismo y a sentir que eres tú el que está equivocado.

Sin embargo, no es así. Todo el mundo merece el cariño y el afecto de su pareja, así que tus necesidades están justificadas.

11. Date la gracia.

Has decidido que tus días de mendigar atención pertenecen al pasado. Por mucho que quieras cambiar, no es algo que ocurra en un día.

No es fácil cambiar el hábito de mendigar afecto, así que sé amable contigo mismo cada vez que tengas un mal día.

No te desanimes si vuelves a las andadas y celebra cada pequeña victoria.

12. Reconoce que sólo te controlas a ti mismo.

Tal vez le hayas planteado tus necesidades a tu pareja varias veces, pero no ha hecho ningún cambio. Estás cansado de suplicar y frustrado por la falta de mejoras.

Tú no tratarías así a tu pareja, así que ¿por qué te lo hacen a ti? Puede que te estés volviendo loco con esta mentalidad, pero es un desperdicio de tu energía.

Tú sólo tienes el control de ti mismo y de tus actos. Los actos de tu pareja dependen exclusivamente de ellos, y si no satisfacen tus necesidades, no es necesariamente culpa tuya.

13. Aléjate de la situación.

A veces, por mucho que intentes remediar la situación, las cosas no mejoran. Si ves que tu relación no ha mejorado tras probar algunas de estas estrategias, quizá sea el momento de alejarte.

Aunque ames a tu pareja, puede que te resulte más fácil encontrar una nueva relación que satisfaga tus necesidades que intentar forzar una relación insana para que funcione.

Ver también: ¿Qué ocurre cuando se tiene demasiada empatía?

Nunca es fácil, pero alejarte de una situación que no te satisface te permitirá recuperar la autoestima. Te mereces una pareja que te haga sentir querida, así que no te conformes con menos.

No mendigues atención en una relación. Tener una pareja que no satisface tus necesidades puede ser frustrante, pero hay mejores formas de afrontar la situación.

Si te centras en cómo recuperar el respeto por ti mismo, podrás mejorar tu relación y solucionar el problema, o reconocer que ha llegado el momento de seguir adelante.




Sandra Thomas
Sandra Thomas
Sandra Thomas es una experta en relaciones y entusiasta de la superación personal apasionada por ayudar a las personas a cultivar vidas más saludables y felices. Después de años de obtener un título en psicología, Sandra comenzó a trabajar con diferentes comunidades, buscando activamente formas de ayudar a hombres y mujeres a desarrollar relaciones más significativas con ellos mismos y con los demás. A lo largo de los años, ha trabajado con numerosos individuos y parejas, ayudándolos a superar problemas como la ruptura de la comunicación, los conflictos, la infidelidad, los problemas de autoestima y mucho más. Cuando no está entrenando a clientes o escribiendo en su blog, a Sandra le gusta viajar, practicar yoga y pasar tiempo con su familia. Con su enfoque compasivo pero directo, Sandra ayuda a los lectores a obtener una nueva perspectiva sobre sus relaciones y los empodera para lograr lo mejor de sí mismos.