Mi vida es un desastre: 15 maneras de limpiarla y encontrar la felicidad

Mi vida es un desastre: 15 maneras de limpiarla y encontrar la felicidad
Sandra Thomas

Siempre habrá momentos en los que parezca que el mundo se desmorona a tu alrededor y te preguntes si todo es culpa tuya.

¿Y si hubiera hecho esto? ¿Y si nunca hubiera hecho aquello? ¿Dónde estaría?

Las preguntas que se centran en el pasado y en el "podría haber sido" resultan paralizantes.

Aunque el pasado es inamovible, contiene lecciones.

El futuro, sin embargo, encierra todas las posibilidades.

Si te preguntas qué hacer cuando tu vida es un completo desastre, debes saber que posees herramientas y sabiduría de tu pasado para construir un futuro mejor.

Para ayudarte a acceder a estas herramientas, es útil entender exactamente por qué tu vida está tan desordenada.

¿Por qué tu vida es un desastre?

Vida es La existencia está desordenada. No eres el único que encuentra su vida desordenada, pero, afortunadamente, el caos de nadie es imposible de limpiar.

El primer paso es afrontarlo y averiguar por qué las cosas se te han ido tanto de las manos. He aquí algunas posibilidades de por qué tu vida es un desastre:

  • Circunstancias ajenas a tu voluntad: Hacemos los mejores planes, pero el mundo gira a nuestro alrededor y a veces nos lanza bolas curvas que pueden convertirse en una bola de nieve y crear un problema mayor que de repente parece abrumador.
  • No sabes lo que quieres: No es fácil recomponer tu vida o avanzar cuando no sabes lo que quieres para tu vida. Esta confusión puede paralizarte y llevarte a la apatía y la inercia.
  • Has fracasado en algo: El fracaso en una cosa puede hacerte sentir fracasado en general. No pienses en el fracaso como un paso atrás, sino como un paso hacia el conocimiento de lo que no te funciona.

Aunque no puedas volver a meter la proverbial pasta de dientes en el tubo, puedes darle un buen uso al sobrante: como crema para los granos o para limpiar los faros empañados. (Puede que sea una metáfora, pero es cierto.)

En otras palabras, el desorden de tu vida puede reutilizarse y transformarse en algo útil como parte del proceso de limpieza. No desperdicies tus experiencias vitales, ni siquiera las malas. Utilízalas como bloques de construcción para tu nueva vida.

Veamos cómo arreglar tu vida con 15 estrategias para darle la vuelta a las cosas y encontrar la felicidad.

Mi vida es un desastre: 15 maneras de limpiarla

1. Deja de reprimir tus emociones

Cuando la vida se complica, la ansiedad tiende a dispararse. Tu impulso es apagar ese sentimiento, pero apagarlo no elimina la ansiedad, sólo la entierra. Zumbará de fondo mientras intentas seguir adelante.

Habla de tus sentimientos con alguien de confianza que te ayude a discernir qué pensamientos tienen peso y cuáles no son más que palabras negativas.

Visualiza tu miedo como una ola que te atraviesa mientras trabajas en este proceso. Estas olas van y vienen, pero no te definen.

2. Hacer una lista de tareas

Resulta abrumador tener ante uno tantas tareas pendientes; sin embargo, es mucho más difícil abordarlas simplemente nadando por la cabeza.

Piensa en pequeño y a corto plazo. Si planificar el año que tienes por delante te abruma de miedo, haz tu lista de tareas para este mes. Si eso te da demasiado miedo, haz una lista de tareas para mañana.

Al dividirlos en pequeñas tareas, esos grandes objetivos que tanto nos asustan se convierten en algo sin importancia. En lugar de escribir " encontrar trabajo". haz tu meta " Mira páginas web de empleo durante una hora". Celebre cada pequeña tarea a medida que las vaya tachando.

3. Deja que tu horario se adapte a ti

Algunas personas necesitan una rutina. Un horario coherente y planificado les permite mantener su sentido del orden y disminuir su ansiedad.

Si nunca se te ha dado bien mantener una rutina, no pasa nada. No intentes meter una clavija cuadrada en un agujero redondo. Si eres de tipo B, déjate llevar. Si tienes trastornos de concentración como el TDAH, crea un método fácil que te funcione.

Por ejemplo, si tiene diez tareas en su lista, dígase a sí mismo que hoy sólo tiene que hacer una durante una hora. Puede elegir el proyecto el día anterior y elegir la hora en cualquier momento del día, según le convenga.

4. Dejar ir la vergüenza

Todas las personas experimentan catástrofes en algún nivel. Las circunstancias pueden estar fuera de su control, o tal vez ser el resultado de algunos errores.

Recuerda que hiciste lo mejor que pudiste en ese momento, aunque no funcionara. Con cada "fracaso" viene una lección, y puede que ahora mismo estés aprendiendo un montón de ellas. Sin embargo, con las lecciones vienen las herramientas y la sabiduría.

Ver también: 29 maneras de dejar un legado a su familia

Actualmente tienes más herramientas que nunca, lo que significa que eres más capaz que nunca de volver a encarrilar tu vida. Las cosas pueden parecer un desastre o incluso un fracaso total, pero mira: ¡estás aquí leyendo este artículo! Has sobrevivido a una batalla contra ti mismo, ¡y eso es increíble!

5. Elimine una cosa de su plato

Si echa un vistazo a esa lista de tareas pendientes, ¿le parece abrumadora? Le contaremos un secreto: no tienes que hacer todas las tareas tú mismo.

A menudo intentamos encargarnos de todo nosotros mismos para no ser una carga para nuestros seres queridos. Si te sientes abrumado, acércate a un amigo y habla de tu lista de tareas pendientes.

Si no lo has hecho, habla de tus preocupaciones y permite que tu amigo te quite un peso de encima. Que no lo hayas hecho tú mismo no significa que hayas fracasado. Has tenido el valor de pedir ayuda.

6. Céntrate en tus pasiones

Cuando la "vida real" es estresante, envuélvete en la comodidad de las cosas que te gusta hacer. Encuentra pequeñas formas de dedicarte a tus pasiones a diario.

Estas acciones te ayudan a sentirte arraigado en tu identidad y conectado al amor y al potencial de crecimiento.

Da un paseo de cinco minutos cada día, haz fotos de tus objetos favoritos de la casa, prepara la comida que te reconfortaba de niño o apúntate a un club de yoga.

Honrarte a ti mismo de una pequeña manera cada día ayuda a fomentar la mentalidad que necesitas para volver a encarrilar tu vida.

Más artículos relacionados:

Cómo redactar una declaración de principios personal en 8 pasos

La lista definitiva de emociones para entenderse mejor a sí mismo y a los demás

¿Su relación está estancada? 21 maneras de esforzarse más

7. Respira el Ahora

Nada sienta peor que tu vida se desmorone a tu alrededor. Sin embargo, esa sensación es sólo tu percepción.

Cuando sientas que tu vida es un caos, céntrate en este segundo, no en las cosas que tienes que hacer, los amigos que están enfadados contigo, el trabajo que has perdido o lo que sea.

Concéntrate en los latidos de tu corazón o en tu respiración. ¿Dónde estás sentado? ¿Es suave? ¿Con baches? ¿Qué sonidos notas si te sientas en silencio?

Imagina que tu respiración fluye a través de ti, hasta la punta de los dedos de manos y pies. Estás aquí, ahora mismo. No te estás derrumbando; estás respirando. El mundo no se ha acabado; se está preparando para presentarte oportunidades.

8. Ayudar a quien lo necesita

Puede que pienses: "¡Mi vida se está desmoronando! Tengo que centrarme en eso, así que ¿por qué iba a ayudar a otra persona?".

Ver también: 13 maneras de lidiar con un marido irrespetuoso (acciones para salvar el matrimonio)

Sin embargo, siempre es más fácil ocuparse de los problemas de otra persona, ya que se tiene una perspectiva fresca, objetiva y clara de las cuestiones que ellos consideran paralizantes. Un pequeño reto puede parecer enorme para ellos, igual que tus problemas te parecen enormes a ti.

Estar ahí para otra persona también te hace sentir bien y útil, y te demuestra que eres capaz de enfrentarte a un problema de frente y superarlo. Te preparas mejor para afrontar tus problemas difíciles, y el amigo al que ayudaste puede estar dispuesto a devolverte el favor.

9. Adoptar una mentalidad de fénix y ceniza

De las cenizas nacen nuevos brotes. Durante miles de años, las culturas indígenas de todo el mundo han realizado quemas rituales controladas de la tierra que cuidan. Las quemas cuidadosas y precisas permiten el crecimiento de nuevos brotes y sostienen ecosistemas enteros.

En esta mentalidad, el fuego no es un desastre, sino un renacimiento, como el ave fénix que resurge de sus cenizas. Incluso la raíz de la palabra "apocalipsis" significa revelación de la verdad.

Este momento no es el final. Puede que tu mundo se esté desmoronando para revelarte una verdad importante, que te ayude a discernir y a labrarte un nuevo camino. No tengas miedo; prepárate para un futuro mejor que surja de entre los escombros.

10. Rehacer la autocompasión

La autocompasión tiene una fuerte connotación negativa, ya que a menudo se considera que permite el comportamiento perezoso o la autoderrota. Pero, ¿saben qué? El significado de las palabras cambia con el tiempo a medida que cambia nuestra cultura.

Piedad tiene su origen en la palabra de mediados del siglo XIII pite, que significa compasión y bondad. Pite, en el contexto del francés antiguo, significaba ternura y cuidado. Trate de replantear autoindulgente autocompasión pite. Sea compasivo contigo mismo, en lugar de menospreciarte. Toma atención de ti y de tus necesidades, en lugar de asumir que no eres digno o capaz. Sé licitación contigo mismo.

11. Aceptar el desorden

Oye, las cosas no están bien ahora. De hecho, son un desastre. No hay problema. ¡Reclámalo! ¡Apropiatelo!

La verdad es que cada persona tiene un caos que intenta mantener oculto. Sé sincero sobre dónde te encuentras y te sorprenderá descubrir que no eres el único.

Cuanto más te avergüences de ti mismo, más pesará tu carga y más te costará volver a levantarte.

Admitir tu verdad y asumirla te quitará un gran peso de encima.

12. Encuentra tu comunidad

Tanto si tu mayor problema es económico, emocional o físico, acude a un grupo de apoyo local o a un fondo de ayuda mutua.

La mayoría de las grandes ciudades e incluso los pueblos pequeños cuentan con grupos de ayuda mutua que reúnen el dinero de las donaciones para proporcionar ayuda económica, atención comunitaria, alojamiento y alimentos. Dirígete a Google y busca [Tu ciudad] + Ayuda Mutua.

No temas tender la mano, aunque no estés seguro de necesitar ayuda. Si luchas contra la adicción, el duelo, la depresión o la ansiedad, acude a grupos de apoyo locales. No existimos en este planeta para luchar solos.

13. Cosas que te emocionan

Saca un cuaderno y un bolígrafo e intenta anotar 15 cosas que te emocionen en tu presente o algo que te ilusione para el futuro. Pueden ser tan grandes o pequeñas como quieras.

Por ejemplo: "Estoy emocionado por la fiesta de cumpleaños de Stephanie". ¿Qué tal esto? "Estoy emocionado por mi taza de café de mañana por la mañana". o, "Me emociona pasear por Target y no comprar absolutamente nada".

Podría ser incluso más pequeño, como, " Me emociona ver a mi perro correr hacia mí". Por mucho que tu vida parezca un caos, siempre hay pequeñas cosas que te emocionan.

14. Desafía tus percepciones

¿Por qué sientes que todo se está desmoronando? Desafía ese pensamiento haciéndote una pregunta diferente. En lugar de preguntarte: "¿Por qué mi vida es un desastre?", intenta responder a la pregunta: "¿Qué piezas se mantienen unidas? ¿Qué está funcionando en mi vida?".

A medida que identifiques las áreas de tu vida que funcionan, las áreas problemáticas empezarán a parecerte más pequeñas. La percepción lo es todo, y puede tener un efecto significativo en la motivación. Tu realidad puede cambiar cuando lo hace tu perspectiva.

15. Desafía la Positividad Tóxica

Si alguna vez has pasado por una experiencia traumática, difícil o que te ha alterado la vida y te ha dejado conmocionado, es posible que alguien te haya dicho: "Piensa en positivo; ¡todo se arreglará!".

Aunque sus intenciones pueden ser buenas y el pensamiento positivo es poderoso, esta actitud puede resultar reductora e invalidar tu dolor.

La positividad tóxica es un estado generalizado de optimismo que puede dar lugar a la minimización, negación o invalidación de una experiencia emocional auténtica.

Intenta evitar generalizar el positivismo y céntrate en un pensamiento positivo que deje espacio para el dolor, la pérdida o la depresión genuinos que puedas estar sintiendo.

Reflexiones finales

Averiguar cómo arreglar tu vida puede aumentar la presión y el estrés que ya sientes. Saber por dónde empezar con el proceso de limpieza es desalentador cuando ya estás deprimido.

Empieza con una de las estrategias que acabamos de enumerar. Elige una que te resulte atractiva o elige una al azar. El mero hecho de pasar a la acción te hace sentir que tienes más control y te da una sensación de logro.

La vida es complicada y desordenada, pero también es hermosa, seductora y reconfortante.

En la misma realidad, tu vida puede ser a la vez un caos y una aventura maravillosa. Aprender a encontrar lo maravilloso puede ayudarte a abrirte paso a través del caos.




Sandra Thomas
Sandra Thomas
Sandra Thomas es una experta en relaciones y entusiasta de la superación personal apasionada por ayudar a las personas a cultivar vidas más saludables y felices. Después de años de obtener un título en psicología, Sandra comenzó a trabajar con diferentes comunidades, buscando activamente formas de ayudar a hombres y mujeres a desarrollar relaciones más significativas con ellos mismos y con los demás. A lo largo de los años, ha trabajado con numerosos individuos y parejas, ayudándolos a superar problemas como la ruptura de la comunicación, los conflictos, la infidelidad, los problemas de autoestima y mucho más. Cuando no está entrenando a clientes o escribiendo en su blog, a Sandra le gusta viajar, practicar yoga y pasar tiempo con su familia. Con su enfoque compasivo pero directo, Sandra ayuda a los lectores a obtener una nueva perspectiva sobre sus relaciones y los empodera para lograr lo mejor de sí mismos.