¿Por qué a las chicas les gustan los chicos malos? 19 posibles razones

¿Por qué a las chicas les gustan los chicos malos? 19 posibles razones
Sandra Thomas

Todos conocemos al chico malo.

Está en las películas, en los libros e incluso en nuestras vidas reales.

Según se mire, puede ser un problema o una aventura.

Pero una cosa es cierta: es seductor, misterioso y a menudo incomprendido.

¿Por qué les gustan los chicos malos a las mujeres?

Ver también: 50 maneras de no aburrirse tanto

¿Les gustan de verdad o esperan salvarlos?

Profundicemos en por qué las mujeres se sienten atraídas por los chicos malos.

¿Qué significa ser un chico malo?

Ese estilo de chico malo y guapo que atrae a las chicas tiene sus raíces en la rebeldía y el riesgo.

Los chicos malos hacen las cosas a su manera, no siguen el statu quo ni hacen lo que la sociedad espera de ellos. Las mujeres encuentran esto atractivo porque demuestra confianza en sí mismas.

He aquí otras características de los chicos malos:

  • Asumidores de riesgos: Los chicos malos se basan en principios, lo que significa que si hay algo que quieren hacer, lo hacen, sin importar las consecuencias.
  • Sexy: Los chicos malos suelen considerarse sexys por su confianza e imprevisibilidad.
  • Poco convencional: Los chicos malos no se sienten presionados a alinearse o a adaptarse al statu quo, sino que se sienten seguros de sí mismos y hacen las cosas a su manera.
  • Encantador: A pesar de su mal comportamiento, los chicos malos pueden ser encantadores y saber qué hacer o decir para enamorar a una dama. Al fin y al cabo, saben cómo salir y conseguir lo que quieren, por lo que no suelen tener problemas a la hora de cortejar a una mujer.

Aunque esta no es una lista completa de las características que puede tener un chico malo, estos son los rasgos más notables que atraen a las mujeres.

Otras características variarán de una persona a otra.

¿Por qué a las chicas les gustan los chicos malos? 19 posibles razones

Para entender por qué a las chicas buenas les gustan los chicos malos, tendremos que meternos en la cabeza de la mujer que se siente atraída por este tipo de hombre.

Ver también: 27 cosas divertidas que decirle a un narcisista

¿Cómo la hace sentir? ¿Qué hacen los chicos malos de forma diferente? He aquí 19 posibles razones por las que las mujeres se enamoran de este tipo de hombres.

1. Actúan

Los chicos malos hacen lo que quieren y no se lo piensan dos veces. Actúan primero y preguntan después, lo que puede ser una forma excitante de vivir la vida. ¿Imprudentes? Posiblemente. ¿Impresionantes? Absolutamente.

Muchas mujeres fantasean con un hombre que pueda hacerlo todo y con facilidad, y los chicos malos hacen precisamente eso.

2. Ofrecen una vía de escape

Una relación con un chico malo puede ofrecer la aventura, el glamour y la emoción que muchas mujeres anhelan.

Es algo diferente que puede hacerla sentir viva o mezclar la banalidad de cada día. Un chico malo puede servir si no ha tenido una montaña rusa últimamente.

3. Es difícil de conseguir

Muchas mujeres saben lo que es ser deseadas y perseguidas por varios hombres. Puede ser increíblemente seductor cuando una mujer encuentra a alguien que no le da ni la hora.

Los chicos malos hacen precisamente eso: no siguen las reglas y son difíciles de atrapar.

4. Ofrecen un subidón de adrenalina

Los chicos malos viven la vida al límite, ofreciendo a algunas mujeres un subidón de adrenalina. Hacen cosas que otras personas no harían y siempre están buscando nuevas formas de sobrepasar los límites.

5. Son apasionados

Los chicos malos hacen lo que hacen con pasión, que puede ser contagiosa. Parecen tener siempre una razón ardiente para sus acciones o su forma de vivir la vida.

Siempre hay una historia interesante detrás del hombre, lo que lo hace aún más deseable para algunos.

6. Desafían a las mujeres

Es poco probable que un chico malo mime a su pareja. No sólo esperará que ella se valga por sí misma, sino que probablemente no será tímido a la hora de desafiarla.

Entonces, ¿a las chicas les gustan los chicos malos si eligen a un hombre que no tiene miedo de hacer esto? No necesariamente. Hay una delgada línea entre un chico malo que comparte críticas y uno que quita poder a su pareja.

7. Los chicos malos necesitan menos mantenimiento

Los chicos malos suelen ir a su aire y no necesitan que la gente haga cosas por ellos.

Para muchas mujeres, esto supone un alivio de la presión de tener que hacerlo todo en una relación, sobre todo si están acostumbradas a tener el control de la pareja.

8. Te defenderán

Los chicos malos no rehúyen un reto o una confrontación, y defenderán a sus parejas si la situación lo justifica.

Puede que lo hagan de una forma que no sea necesariamente educada o apropiada, pero a muchas mujeres les tranquiliza.

9. Conseguirás el estatus de chica mala

Cuando una mujer está con un chico malo, sabe que la gente la mirará de otra manera y la percibirá como alguien que asume riesgos. La gente puede verla como atrevida o incluso peligrosa, y muchas mujeres encuentran esto atractivo.

Esto también puede provocar la envidia de las amigas de una mujer, porque ser una chica mala puede verse como algo dominante y poderoso. Puede que no sea la mejor forma de conseguir estatus en tu grupo social, pero puede ayudar a llamar la atención.

10. Facilitan las citas esporádicas

Los chicos malos no se comprometen, así que si una mujer está buscando a alguien con quien divertirse y tener citas, entonces un chico malo puede ser su tipo ideal.

Muchas mujeres también salen con chicos malos por despecho o para superar una relación anterior, ya que es menos probable que se convierta en algo serio.

Más artículos relacionados

27 ideas de cartas abiertas para el hombre que amas

25 señales de que le gustas a una chica pero intenta no demostrarlo

Chicos, ¡prestad atención! Éstas son las 15 cosas que más disgustan a las mujeres

11. Pueden ser muy carismáticos

A pesar de la imagen de chico malo, muchos tienden a ser románticos. Los chicos malos saben que son atractivos y lo utilizan a su favor.

Saben cómo hacer que una mujer se sienta especial con sus palabras, atenciones y gestos. A las mujeres les encanta esta confianza y se sienten especiales cuando un chico malo dirige su atención hacia ellas.

12. Son divertidos entre las sábanas

No, no hay una correlación exacta entre ser un chico malo y ser bueno en la cama, pero muchas mujeres te dirán que sus chicos malos les han dado algunas de las noches más picantes de su vida.

Podría deberse a su destreza sexual, pero también a la anticipación y la seducción que rodean al momento apasionado.

13. Nos recuerdan fantasías de la infancia

Muchas mujeres recuerdan sus primeros enamoramientos y a los chicos que consideraban malos o intocables. Un recuerdo romántico puede ser potente a la hora de sentir atracción y puede explicar por qué algunas se sienten atraídas por hombres que encarnan esas mismas cualidades.

Incluso si este recuerdo era de un personaje de una película o un libro, sigue teniendo una profunda huella en nuestra psique y puede ser un factor de atracción. La forma en que habla, el estilo de su pelo o su dramática historia pueden recordarte esos enamoramientos de antaño.

14. Estamos resolviendo problemas parentales

Como extensión de lo anterior, algunas mujeres se sienten atraídas por chicos malos debido a problemas no resueltos con sus padres. Las mujeres que sintieron que no tuvieron una figura paterna fuerte o tuvieron una relación problemática con su padre pueden buscar a un hombre como él para resolver los problemas.

Salir con un chico malo puede ayudar a liberar estos patrones y "problemas con papá" o reafirmarlos y profundizarlos. Todo depende del nivel de conciencia que tengas al entrar en la relación y de los sistemas de apoyo que tengas para mantenerte responsable de patrones más saludables.

15. Queremos cambiarlos

A muchas mujeres les encanta un buen proyecto, y pocos proyectos son más interesantes que convertir a un chico malo en uno bueno. Las mujeres tienden a pensar que pueden domarlo y llenan de optimismo el comienzo de una relación mientras intentan conseguirlo.

Puede que el chico malo esté esperando a que la mujer adecuada lo domestique, pero la verdad es que rara vez es así. Así que, aunque disfrutes persiguiéndolo y plantándole cara, no te dejes llevar ni esperes demasiado.

16. Ayudan a las mujeres a salir de su zona de confort

Todos sabemos que ir a contracorriente de vez en cuando y adentrarse en nuevos territorios forma parte del crecimiento.

Nuestras relaciones son las que más nos ayudan a hacerlo, y un chico malo puede sacar a una mujer de su zona de confort en cuestión de minutos con su energía y confianza.

A veces a las mujeres les gusta hacer cosas que son francamente malas o que entran en conflicto con sus valores sólo para sentir lo que se siente. Probar personalidades y enfoques diferentes puede ser una experiencia esclarecedora durante breves periodos.

17. Pueden parecer la epitome de la masculinidad

Por supuesto, un "hombre de verdad" no se define por ninguna medida superficial de dureza o por seguir las expectativas culturales, pero eso no impide que muchas mujeres sientan que sus chicos malos personifican la masculinidad y la fuerza.

Su confianza en sí mismos, su actitud arriesgada y su capacidad para hacer lo que haga falta pueden resultar increíblemente atractivas y varoniles para determinadas mujeres.

18. Son honestos

Aunque no te guste todo lo que dice un chico malo, al menos puedes confiar en que probablemente esté siendo sincero contigo. Los chicos malos se enorgullecen de decir lo que quieren decir y de decir lo que quieren decir.

Puede ser duro, pero hace que las mujeres se sientan más seguras sabiendo que sus parejas no están adulando sus declaraciones, proporcionando medias verdades o directamente mintiendo.

19. Son peligrosos

Puede que trabajemos para crear estabilidad y seguridad en la vida, pero lo cierto es que, como sociedad, nos atraen las cosas peligrosas. Los adictos a la adrenalina lo saben bien y entienden que hay algo raro y especial en estar en un lugar peligroso.

¿Es la mejor idea a largo plazo? Probablemente no. Pero unos instantes sintiendo que estás fuera de los grilletes de la seguridad pueden hacerte sentir vivo.

¿Es malo que te guste un chico malo?

La respuesta a esta pregunta depende en última instancia de la persona. Aunque no hay nada intrínsecamente malo en que te guste un chico malo, puede convertirse en un problema si una no tiene en cuenta sus sentimientos y acciones.

Puede ser peligroso cuando:

  • Haces algo ilegal o inmoral sólo porque crees que tu chico malo lo haría.
  • Pones excusas por las acciones de tu chico malo o no les pidas cuentas.
  • Tu chico malo es tóxico e irrespetuoso, pero te quedas con él de todos modos por miedo o por lealtad equivocada.
  • Estás repitiendo una relación malsana patrones para evitar crecer en una relación sana que dé energía.
  • Lo estás usando por estatus y no sienten nada genuinamente por él más allá de la imagen.

En última instancia, si la relación (o el flirteo) no es sana y no te sientes bien con ella, es hora de pasar página. Si hay señales de alarma y advertencia, haz todo lo posible por reconocerlas y tomar la decisión correcta.

Pero los chicos malos también son personas, y suelen tener muchas dimensiones que los convierten en compañeros maravillosos y cariñosos.

Es importante usar el discernimiento a la hora de decidir si la relación es sana y tiene potencial para un futuro a largo plazo.

Reflexiones finales

¿Te sientes identificado con estas 19 razones? ¿Por qué a las chicas buenas les gustan los chicos malos? Es probable que sí porque nos han socializado para ello.

Pero es importante recordar que nadie encaja perfectamente en un estereotipo. Cuando salgas con un hombre que muestre las características de un rebelde, mira más a fondo, haz preguntas y aprende sobre él.

Puede que ambos se sorprendan de lo que descubran.




Sandra Thomas
Sandra Thomas
Sandra Thomas es una experta en relaciones y entusiasta de la superación personal apasionada por ayudar a las personas a cultivar vidas más saludables y felices. Después de años de obtener un título en psicología, Sandra comenzó a trabajar con diferentes comunidades, buscando activamente formas de ayudar a hombres y mujeres a desarrollar relaciones más significativas con ellos mismos y con los demás. A lo largo de los años, ha trabajado con numerosos individuos y parejas, ayudándolos a superar problemas como la ruptura de la comunicación, los conflictos, la infidelidad, los problemas de autoestima y mucho más. Cuando no está entrenando a clientes o escribiendo en su blog, a Sandra le gusta viajar, practicar yoga y pasar tiempo con su familia. Con su enfoque compasivo pero directo, Sandra ayuda a los lectores a obtener una nueva perspectiva sobre sus relaciones y los empodera para lograr lo mejor de sí mismos.